Publicidad

Sustituye tu antibiótico... ¡¿por un ajo?!

Por: Ana Landín

Fuente: Televisa.com

Sustituye tu antibiótico... ¡¿por un ajo?!

Foto: Thinkstock/GettyImages

Conoce todas las propiedades de este alimento y úsalo como medicina natural

Los antibióticos son medicamentos que se usan para combatir infecciones, sobre todo si se trata de bacterias. Algunas hierbas y alimentos, incluyendo el ajo, tienen propiedades antibióticas naturales. Sin embargo, el ajo y otras hierbas no deben usarse nunca como un sustituto de los antibióticos recetados por tu médico, ya que las infecciones no tratadas pueden ser muy peligrosas.

[¡HAZ CLICK AHORA!: Medicamentos pierden capacidad de tratar infecciones comunes y graves, advierte OMS]

Ajo y sus propiedades

El ajo es una planta que se usa a menudo en la cocina, pero también se puede consumir en forma de suplemento alimenticio. El principal compuesto con propiedades antibacterianas que se encuentra en el ajo es la alicina. La alicina se forma en realidad cuando los bulbos de ajo son aplastados, lo que desencadena la conversión de aliína en el ajo a la alicina. La alicina también es responsable del olor distintivo de ajo. Ésta puede ser capaz de ser eficaz contra algunos parásitos.

Evidencia científica

A lo largo del tiempo, muchos de los productos químicos en el ajo han sido estudiados como antibióticos potenciales. Un estudio, publicado en la edición 2011 del Applied and Experimental Microbiology, examinó una variedad de técnicas bioquímicas para examinar cómo algunos de los compuestos en el ajo interactúan con diferentes bacterias y se encontró que el ajo es eficaz contra la bacteria C. jejeuni. Otro estudio, publicado en el Journal of Medicinal Food, encontró que la alicina fue capaz de matar algunas bacterias orales patógenas, como S. mutans y P. gingivalis.

¿Cómo se debe utilizar?

En muchos países, el ajo es utilizado en la medicina natural para eliminar algunas bacterias. Para poder liberar la alicina, que es la principal propiedad antibacteriana es importante aplastar el ajo y consumirlo lo más fresco posible y crudo. Para mejorar el sabor puedes mezclarlo con pan y/o miel.

Como cualquier otro producto, aunque sea natural, debes moderar su consumo y procurar no consumirlo de forma constante ya que poder oxidativo puede dañar las células intestinales.

Ojo: Recuerda que ningún producto debe sustituir el tratamiento de tu médico.

[¡HAZ CLICK AHORA!: ¿Para qué sirven los antibióticos? ¿Son la solución para todo?]

Comentarios

IR ARRIBA