Publicidad

Hipnosis: Verdades y mentiras

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: Televisa.com

Hipnosis: Verdades y mentiras

Foto: GETTY IMAGES

¿Sabes realmente en qué consiste esta técnica? No, no se trata de hacerte caminar como chango

Cuando piensas en la palabra hipnosis, ¿qué te viene a la mente? ¿Un show de televisión? ¿Charlatanería? Lejos de lo que muchos creen se trata de una técnica científica que muchos especialistas utilizan para el tratamiento de enfermedades. Conoce qué es verdad  y mentira de este procedimiento.

La hipnosis es un truco de magia.

Mentira. Lejos de lo que aparece en algunos shows de televisión, la hipnosis es una técnica de ayuda terapéutica en la que se conduce al paciente a un estado de concentración máxima pero nunca pierde su capacidad de decisión. Se trata de un procedimiento de intervención basado en la sugestión. Puede utilizarse para aumentar la memoria, recordar hechos olvidados, así como en el tratamiento del dolor, síntomas psicosomáticos, manejo del estrés, control de malos hábitos, para subir la autoestima, etc.

Cualquiera persona puede hipnotizar

Mentira. Sólo profesionales de la salud, especialmente psicólogos, saben cómo utilizar bien esta técnica. No es una terapia en sí misma sino una técnica que combinada con otras terapias ayudan a la recuperación emocional del individuo.

Mediante la hipnosis se pueden curar miedos y fobias

Verdad. En general existen dos tipos de hipnosis, la que mejora la concentración (se entra en un estado de vigilia y permite absorber mejor los conocimientos) y la que tiene como objetivo la relajación (el estado fisiológico se encuentra entre el sueño y la vigilia).

Si me hipnotizan podré recordar cosas pasadas.

Verdad. La hipnosis regresiva es la técnica más común en psicología y sirve para facilitar la remembranza de un suceso olvidado. Requiere un entrenamiento previo del paciente. Hay una creencia errónea de que se podrá recordar todo, incluso "vidas pasadas", lo cual es más mito que realidad. Lo cierto es que sí ayuda a vislumbrar ciertas cosas y asumir el papel de un niño de cinco años.

Con la hipnosis se pueden tratar muchas enfermedades.

Verdad. La hipnosis clínica ha demostrado eficacia en el tratamiento de trastornos psicológicos y emocionales como ansiedad, estrés y adicciones pero también en problemas biomédicos como son cefaleas, dolor crónico, dolor oncólógico, trastornos gastrointestinales, asma, etc.

La hipnosis me hará cambiar de actitud.

Verdad a medias. El terapeuta ayudará al paciente a detectar emociones, pensamientos , sensaciones y reacciones fisiológicas asociadas a la experiencia problema. El objetivo es influir en la percepción, los sentimientos, pensamientos y comportamientos y facilitar el cambio. En algunos casos sí existe una reprogramación, pero depende de cada persona.

Los médicos que practican la hipnosis son charlatanes.

Mentira. La técnica está avalada por diversas sociedades científicas y ha sido utilizada por científicos famosos como Wundt, James, Paulov y Eysenck. En muchas universidades es materia de estudio.

Si me hipnotizo puedo quedar en trance y volverme loco.

Mentira. Aunque es cierto que algunas personas tienen más dificultad para salir del estado de hipnosis que otras, no existen evidencias de que provoque efectos colaterales negativos. El paciente al despertarse sentirá que ha salido de un sueño, pero hasta ahí.

¿Alguna vez te han practicado esta técnica? ¡Cuéntanos! ¿Qué sentiste?

Comentarios

IR ARRIBA