Publicidad

Día Mundial de la Hepatitis C, enfermedad infecciosa y mortal

Por: Redacción

Fuente: esmas.com

Día Mundial de la Hepatitis C, enfermedad infecciosa y mortal

Foto: Thinkstock/GettyImages

El Virus Hepatitis C, puede generar cirrosis hepática, cáncer de hígado y muerte, se contagia por contacto directo con sangre infectada y con mayor incidencia por vía sexual

Temas Relacionados

Conmemoraciones

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas

Cada 19 de mayo es el Día Mundial de la Hepatitis C, una enfermedad  infecciosa viral que afecta el hígado y afecta otros órganos por un virus del mismo nombre. El objetivo de la fecha es crear conciencia sobre la importancia de conocer síntomas y medidas preventivas sobre este padecimiento.

De acuerdo al Dr. Jorge Luis Poo, hepatólogo, en el país mueren al día 80 personas por cirrosis hepática de las cuales el 39 por ciento se le atribuye al consumo de alcohol y el 36 por ciento a la hepatitis C, es decir, que al día mueren alrededor de 25 a 30 personas por esta enfermedad.

Datos del Instituto Nacional de Salud Pública, señalan que el virus de la Hepatitis C afecta a más de 180 millones de personas a nivel mundial y en México hay una prevalencia del 1.7 por ciento de posibles portadores del virus en adultos mayores de 20 años de edad. Cada año mueren más de 350 mil personas por afecciones hepáticas vinculadas al virus de la hepatitis C.

La falta de información y difusión de esta enfermedad ha generado que en los últimos años aumente la prevalencia de esta enfermedad, sobre todo en las ciudades fronterizas, como el estado de Baja California con un 3.5 por ciento de la población afectada, lo que equivale alrededor de 60 mil personas potadoras del virus.

Enfermedad asintomática

Y es que además de no contar con información, la mayoría de las personas con infección crónica por el virus de la hepatitis C (VHC) no presentan síntomas, lo que ha hecho que se le denomine como la enfermedad silenciosa y aunque pueden presentar síntomas inespecíficos como fatiga (cansancio), pérdida del apetito, dolor muscular y articular, ansiedad/depresión y dolor leve en la zona superior del abdomen en ocasiones la enfermedad puede tardar años en presentarse.

El cuadro clínico puede ir desde un padecimiento leve que dura unas cuantas semanas hasta una afección grave de toda la vida.La hepatitis C tiene un periodo de incubación que dura entre 2 semanas y 6 meses. Después de la infección inicial, aproximadamente el 80% de las personas no manifiestan síntoma alguno. Algunas personas pueden presentar un cuadro clínico agudo con fiebre, fatiga, falta de apetito, náuseas, vómitos, dolores abdominales, coloración oscura de la orina, heces fecales de color grisáceo, dolores en las articulaciones e ictericia (coloración amarilla de la piel y el blanco de los ojos).

Aproximadamente, entre el 75% y el 85 % de las personas que padecen la infección inicial contraen una enfermedad crónica, y entre el 60% y el 70% de las que padecen la infección crónica sufren una hepatopatía crónica; entre un 5% y un 20% contraen cirrosis; y entre un 1% y un 5% mueren por cirrosis o cáncer del hígado. En un 25% de los enfermos de cáncer del hígado la causa fundamental es la hepatitis C.

[No te pierdas: Hepatitis C]

¿Y cómo se transmite?

El VHC se contagia en un 80% por contacto directo con sangre infectada y no fue hasta el año 1992 que se estableció la prueba ELISA para detectar sangre infectada con este virus en la mayoría de los bancos de sangre, lo que implica que antes de ese año no había ningún tipo de prueba para saber si la sangre donada podría estar contaminada.

Los procedimientos en los centros de salud son más estrictos, sin embargo existen otros factores de riesgo que se deben de considerar al realizarse la prueba ELISA:

· Transfusión sanguínea antes de 1994. · Personas que han recibido hemodiálisis. · Recepción de algún trasplante de órgano. · Personas que trabajan en el área de salud: médicos, enfermeras, técnicos de limpieza, etc. · Uso de drogas intravenosas y que comparten jeringas. · Acupuntura, tatuajes o perforaciones corporales. · Asistencia con podólogos que no esterilizan su material. · Relaciones sexuales de alto riesgo.

¿Vacuna o Tratamiento?

Un punto relevante es que hasta el momento no existe vacuna para esta enfermedad crónica hepática, pero si hay tratamiento.La doctora Ana María Contreras, explica que en la actualidad se dispone de un tratamiento efectivo contra VHC, con el que un promedio de entre seis y ocho de cada 10 personas se curan.

Es importante que los pacientes sepan que en caso de detectar el virus rápidamente, aumenta las probabilidades de curación hasta en un 80 por ciento.

Gerardo Villavicencio, paciente de hepatitis C y presidente de la Fundación Civitas Firma, dijo que "este padecimiento de no detectarse y tratarse a tiempo puede producir complicaciones como cirrosis hepática, cáncer de hígado y por consiguiente la muerte, aumentando así importantemente los costos de tratamiento a las instituciones mexicanas de salud".

La doctora Ana María agregó que "se debe hacer a un lado todo tipo de creencias populares alrededor de la enfermedad, como que sólo se infectan de hepatitis las personas que requieren transfusiones sanguíneas". Así mismo hacer hincapié en que existen varios tipos de hepatitis, siendo la Hepatitis C una de las que provoca consecuencias graves de salud.

Comentarios

IR ARRIBA