Publicidad

Padres, los culpables de la obesidad infantil

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: esmas.com

Padres, los culpables de la obesidad infantil

Foto: Thinkstock/GettyImages

La forma como muchos padres alimentan a sus hijos es clave para explicar la obesidad infantil

Temas Relacionados

Obesidad infantil

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas Salud

Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte (UNC) reveló que la manera en que muchos padres, entre ellos progenitores hispanos, alimentan a sus hijos cuando son infantes está relacionada con la obesidad infantil.

Responsables de la obesidad infantil La investigación, dada a conocer por la revista "Pediatrics", revela, entre otros datos, que los padres latinos fueron "encontrados culpables" de empujar la leche para que el infante se acabe la toda la botella, y de no colocar al bebé en la posición "de barriga" para jugar y ejercitarse. Para un estudio sobre hábitos de alimentación, investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de North Carolina entrevistaron a 863 padres, en su mayoría hispanos (un 50 % del total), además de un 27 % de afroamericanos y un 18 % de angloamericanos. El estudio muestra que el 45 % de los padres con bebés alimentan a sus hijos con fórmula, en contraste con el 19 % que prefiere la leche materna, y el 12 % con alimentos sólidos. A su vez, un 23 % le da el biberón al bebé en vez de sostenerlo durante la alimentación, lo que genera una sobrealimentación, mientras que un 90 % de los infantes fueron puestos a ver televisión después de comer sin motivación a realizar ejercicio.

Para evitar desperdicios y asegurar que se alimentó María Pérez, residente de Charlotte y madre de una bebé de un mes de nacida, comentó a la agencia de noticias Efe que no permite que su pequeña deje el biberón con leche, y que trata que se lo termine para asegurarse que se "alimentó". "No puedo darle pecho porque no tengo leche, y creo que es mejor, ya que con el biberón me aseguro que haya comido bien. La alimento a cada rato", resaltó la joven de 23 años. Para los investigadores, de no corregirse este tipo de conductas por parte de padres, los niños "correrán el riesgo" de ser obesos en el futuro. "Lo que este estudio nos ha enseñado es que debemos hacer un mejor trabajo", escribió Eliana M Perrin, autora principal del estudio y profesora asociada de pediatría de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. La investigación da a conocer que un 20 % de los encuestados nutre al infante cuando comienza a llorar, que el 43 % permite que el bebé vaya a la cama con el biberón, y además un 38 % fuerza al pequeño a acabarse toda la leche. "Los programas de consejería para los padres, en especial de las minorías y cuando sus hijos son infantes, son necesarios para que los pequeños lleven una vida más sana. Esperamos encontrar la mejor manera de hacerlo", resaltó Perrin.

[No te pierdas: Obesidad infantil, ¿qué hacer?]

Algunos otros errores que se cometen a la hora de alimentar a los niños son:

+ No tener reglas a la hora de comer: los padres deben fijar normas para controlar la disciplina de sus hijos durante las comidas. + No establecer un horario fijo: si en el hogar no hay una hora establecida para comer, el niño tenderá a comer de más. + Ofrecerles comida chatarra: darles alimentos que no tienen escaso valor nutricional hace que el niño coma mucho, pero no esté bien alimentado. + No variar los alimentos: elegir siempre los mismos alimentos hace que el niño no obtenga todos los nutrientes necesarios para su crecimiento. + Reaccionar de forma negativa a la inapetencia del niño: muchos padres recurren a formas poco adecuadas para alimentar a sus hijos. Castigarlo, obligarlo a comer o servirle una porción más grande resulta muy perjudicial. + Apurarlo a comer: acelerar el proceso de comida del niño lo obliga a comer demás y sin disfrutar los alimentos. Se debe respetar el tiempo del pequeño. + Sobornar al niño: la técnica de dar premios al niño para que coma funciona a corto plazo pero no permite que el infante aprenda buenos hábitos alimenticios.

¿Has tomado alguna de estas actitudes con tu hijo?

Comentarios

IR ARRIBA