Publicidad

Bronceado artificial con rayos UV, ¿realmente es peligroso?

Por: Redacción

Fuente: EFE

Bronceado artificial con rayos UV, ¿realmente es peligroso?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Antes de ir a las camas de bronceado, tienes que leer esto

Temas Relacionados

dia a dia

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas

Lucir una piel bronceada durante todo el año resulta tentador y podemos recurrir a sesiones de rayos UVA para lograrlo pero, ¿existen riesgos?

Radiación ultravioleta

Según los expertos existen tres tipos de radiación ultravioleta en función de la longitud de onda (UV-A, UV-B y UV-C). A mayor longitud de onda, mayor es su capacidad de penetrar en profundidad en la piel.

"La radiación UVC es la más nociva debido a su gran energía. Afortunadamente, el oxígeno y el ozono de la estratosfera absorben todos los rayos UVC, por lo que nunca llegan a la superficie de la Tierra", explica Isabel Longo,una de las coordinadoras de la Campaña Euromelanoma 2015, promovida por la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).

Por su parte, la radiación UVB "es biológicamente muy activa, pero la capa de ozono absorbe la mayor parte de los rayos UVB provenientes del sol. Sin embargo, el actual deterioro de la capa aumenta la amenaza de este tipo de radiación", advierte la experta.

La excesiva radiación ultravioleta

La especialista señala también que, "a corto plazo, la radiación UVB es la responsable de las quemaduras y del bronceado diferido, mientras que, a largo plazo, favorece el envejecimiento cutáneo y el desarrollo de cáncer de piel".

"La radiación UVA es la menos nociva y la que llega en mayor cantidad a la Tierra (un 95%), pero una sobreexposición también resulta perjudicial", destaca la doctora Longo.

La dermatóloga indica que casi todos los rayos UVA pasan a través de la capa de ozono y subraya que este tipo de radiación "es la responsable del bronceado inmediato de la piel, aunque a largo plazo también favorece el envejecimiento cutáneo y el desarrollo de cáncer de piel".

Radiación de las camas de bronceado

No obstante, la cantidad de radiación ultravioleta que recibimos del sol y la que podemos absorber mediante una cama de bronceado varía significativamente. En este sentido, la doctora Longo explica que la radiación solar está compuesta en su mayoría por radiación infrarroja (56%) y luz visible (39%), mientras que la radiación ultravioleta es una mínima proporción (4,9% de rayos UVA y 0,1% de UVB).

Además, "la radiación ultravioleta que recibimos del sol se ve modificada por diversos factores como las nubes, la contaminación o la altitud, entre otros", aclara.

En cambio, "la radiación artificial engloba solo el espectro de UVA y UVB", precisa. En este sentido, la dermatóloga subraya que "la intensidad de la radiación de algunas cabinas de bronceado puede ser unas 10 o 15 veces superior a la radiación que recibiríamos al mediodía en un día de verano".

La exposición excesiva a la radiación ultravioleta procedente del sol o de cabinas de bronceado es la principal causa prevenible de todos los tipos de cáncer de piel, incluido el melanoma, expone la Academia Americana de Dermatología.

Cáncer de piel

El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel. Se origina en los melanocitos, las células que producen melanina, el pigmento que da color a la piel.

La Academia Americana de Dermatología señala que el melanoma se puede curar en un elevado porcentaje de casos si se detecta pronto. Sin embargo, el melanoma avanzado puede extenderse hasta los ganglios linfáticos y los órganos internos, lo que puede causar la muerte.

Comentarios

IR ARRIBA