Publicidad

7 hábitos irritantes y desagradables para los demás

Por: Montserrat Martínez Orduña

Fuente: esmas.com

7 hábitos irritantes y desagradables para los demás

Foto: Thinkstock/GettyImages

Hay hábitos que son más fuertes que las propias reglas irritando a su entorno

Temas Relacionados

hábitos, Costumbres

Síguenos también en: Twitter Esmas_Salud Facebook Esmas

Los hábitos son todos aquellos comportamientos o actitudes que solemos hacer con frecuencia. Hábito es levantarte todos los días para hacer deporte, desayunar a cierta hora del día, ir a un sitio en particular, decir ciertas palabras con recurrencia. Sin embargo, existen algunas acciones o situaciones que forman parte de nuestros hábitos, pero pueden ser molestos, irritantes o desagradables para los demás, sobre todo si influyen en nuestro estado de ánimo.

Es por ello que, como dijo el benemérito de las Américas "El respeto al derecho ajeno es la paz", así que la mejor opción es checar cuáles son esos hábitos que son desagradables. La idea es darnos cuenta qué hicimos mal, para mejorar. No se trata de cambiar tu forma de ser sino simplemente mediar con base en acuerdos sociales que mantienen la armonía.

Si nos molestan varios de los hábitos de las demás personas, ¿qué te hace pensar que los tuyos no incomodan? Vamos a tratar de analizarnos.

[No te puedes perder:Malos habitos en pareja, las costumbres dañinas sí se pegan]

Te presentamos algunos de los hábitos que resultan más desagradables:

Ruidos extraños: nos referimos a aquellos hábitos que desagradan a terceros  por el sonido que emiten. Algunos ejemplos son comer con la boca abierta o  mascar cicle con la boca abierta. No es que "esté mal o bien hacerlo", sino que es sumamente desagradable escuchar el tronido del chicle o las famosas bombas que emiten con la goma de mascar.

Hay algunos que son inevitables porque forman parte de la naturaleza humana, pero por convención social y respeto a los demás tratamos de ser discretos, tal es el caso de los eructos. Y ni qué decir de los ruidos que atentan no solo al sentido del oído, sino también del olfato como lo son las flatulencias que tienen un ruido y olor desagradable e irritante, tanto la acción como la persona que intenta hacerse la occisa por tal gesto. Sabemos que son normales, pero nada cuesta alejarse un poco, evitar hacerlo en lugares cerrados o ser lo menos estridentes posible.

La impuntualidad: un mal  hábito que desgraciadamente miles de mexicanos  cuentan con él en su vida. Posiblemente el que posee este habito no le moleste, ¿pero qué tal aquel que tiene que esperar? Recuerda que no todos tienen tu tiempo, así que respeta el de los otros. Es un mal gesto para la otra persona y es de pésima educación. Mejor levántate más temprano y llega a tiempo.

Escuchar música sin audífonos: a todos nos gusta la música, claro, pero bien dice el dicho "¡en gustos se rompen géneros!" Ya hay demasiados ruidos que emitimos en la ciudad como el claxon del auto, los vendedores, las personas hablando, como para emitir uno más. ¿Has escuchado de la contaminación acústica? Por algo se inventaron los audífonos, para escuchar de forma individual, lo que queramos sin molestar a los demás.

Aromas o fragancias muy fuertes: a todos nos gusta oler bien, pero eso no implica vaciarse el frasco completo de perfume. Si tu fragancia es un tanto fuerte, puedes aplicar solo unas gotas en los puños o debajo de tu cuello y listo, la fragancia será sutil y de buen gusto. ¡Seguramente será mejor apreciada por los demás!

Hacerte el chistoso: la gracia debe brotar natural, es decir ¡sé tú mismo! "No somos monedita de oro para caer bien a todos", así que no debes caer en ese mal hábito de intentar caer bien, porque lograrás el efecto contrario.

Hombres acomodandose sus partes íntimas: una acción de pésimo gusto. Para todo hay lugares. Chicos, si algo les incomoda, tan fácil como ir al sanitario o tal vez a un lugar apartado para hacerlo. ¡Se ven mal!

Hacer caras o gestos: si algo te desagrada o no te parece, la peor acción es hacer gestos o caras, mejor emite tu malestar con palabras de una forma correcta y sin agredir. Con tus expresiones faciales o corporales, también puedes ser agresivo y demuestras mala educación.

Estos son solo algunos de los hábitos más comunes que resultan irritantes y desagradables ¿Y cuáles son los tuyos?

¡Recuerda no hagas lo que no te gustaría que te hicieran!

[No te puedes perder: Alimentos y habitos que provocan flatulencia y gas intestinal]

Comentarios

IR ARRIBA