Publicidad

Consejos para la evitar epidemia de piojos en este regreso a clases

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: esmas.com

Consejos para la evitar epidemia de piojos en este regreso a clases

Foto: Thinkstock/GettyImages

Con el calor y regreso de los niños a la escuela se incrementa la presencia de piojos y liendres. Evita caer en las garras de estos parásitos

Temas Relacionados

Salud Pública

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas Salud

 

Durante la temporada de calor y el regreso de los niños a la escuela se incrementa la presencia de piojos y liendres, es por ello que el sector salud redoble los esfuerzos y vigilancia, sobre todo en ese sector de la población que, aunque no es el único afectado, sí es donde más se registran brotes de pediculosis.

Los brotes de piojos son comunes en escuelas y guarderías, así como en aquellos lugares que tienen concentración de niños y adolescentes pues la convivencia diaria y continua propicia la transmisión de este insecto.

¿Cómo son los piojos?

Quizá nunca te has topado con este molesto y penoso animalito. Los piojos macho son de color café marrón, de unos dos o tres milímetros de largo. Afectan principalmente a los niños en edad escolar, independientemente del nivel sociocultural, es decir, el mismo riesgo tiene un niño que va a una escuela pública que el que asiste a una institución privada.

Viven aproximadamente treinta días en el huésped (lo que es lo mismo, la cabeza del afectado), pero se reproducen con velocidad gracias a las hembras llamadas liendres. Las liendres son pequeñas motas de color blanco, miden un milímetro y están adheridas con firmeza al cuero cabelludo gracias a que producen una sustancia tipo cemento.

Cada liendre adulta puede poner hasta trescientos huevecillos (con piojos y liendres), más o menos diez por día.  Una vez puestos los huevos tienen un periodo de incubación de siete a diez días que se transforman en larvas inmaduras. Al cabo de otros siete y doce días se transforman en piojos adultos y vuelven a repetir el ciclo. Es por ello que el niño que se infectó no presenta molestias de inmediato sino ya cuando se cumplió el primer ciclo.

Los piojos son insectos hematófagos, es decir que se alimentan de sangre, por lo que una vez fuera del huésped logran sobrevivir de uno a cinco días (si hay un ambiente húmedo). Se transmiten por contacto directo y son altamente contagiosos.

[No te pierdas: Buscan evitar liendres y piojos en Reynosa]

Cabeza con cabeza, forma de contagio habitual

Los piojos no vuelan, la forma más común de contagio es el contacto directo con el cabello de una persona con el de otra, es decir, pasan literalmente caminando de cabeza a cabeza:

+ A través del peine. + Utilizando donas o adornos de una persona con el insecto. + Intercambiando gorras, cachuchas, diademas o cascos. + Utilizando aparatos portátiles como audífonos de diadema e incluso lentes. +  A veces se sueltan y caen de un niño alto a uno bajo. + Otra forma muy común de contagio es a través de las famosas selfies.

¿Qué hace en caso de contagio de piojos?

Medidas preventivas:

+ Para prevenir la aparición de piojos es recomendable lavar el cabello diario. + Vigilar a los niños, evitar que compartan peines y cepillos. + Estar atentos si el niño se rasca con frecuencia la cabeza o dice que le pica. + Utilizar shampoo antipiojos sin tenerlos es un error porque daña seriamente el cabello y podría crear resistencia en caso de contagio. + Es preferible extremar precauciones si el cabello es muy largo. Se recomienda que las niñas lleven el cabello recogido en la escuela. Entre más corto esté el cabello, menos probabilidades habrá de contagio. + La colonia infantil y la gel para cabello también son muy buenos para evitar contagio, ya que a los piojos les resulta más difícil adherirse al cabello.

Si hay contagio:

+ Para eliminar los piojos es importante, ahora sí, utilizar algún shampoo antipiojos. Sin embargo, no se debe abusar de estos productos porque crea resistencia de los parásitos cutáneos. + Los tratamiento antipiojos se aplican durante 10 minutos y se repite la operación a la siguiente semana.  No obstante, en muchas ocasiones es insuficiente y hay resistencia del insecto. + Los médicos aconsejan subir la dosis de aplicación, es decir, en vez de poner el producto diez minutos, dejarlo 8 horas por la noche, incluso dos noches y luego repetir a la semana. + Estos insectos pueden desprenderse y acabar en los respaldos del coche, en el sofá, en la almohada o en los cepillos y peines para el pelo, por lo que es importante lavar y desinfectar todas las zonas en las que estuvo en contacto el niño. + Los peines, adornos o "donas" para el cabello pueden lavarse y dejarse remojando en una loción insecticida. + Toallas y ropa de cama requieren ser lavadas con agua caliente. Tanto las liendres como los piojos adultos mueren después de pasar cinco minutos a una temperatura superior a 50º C. + Es recomendable aplicar suavizante o acondicionador después de lavar la cabeza al niño. + El peinado con una liendrera (peine con muy poca separación) es fundamental. Se debe pasar muchas veces por el cabello hasta eliminar los piojos y liendres. Se requiere paciencia. + Remedios caseros como enjuagar el cabello con vinagre y agua no mata los piojos pero sirve para desprender las liendres con el peine. Los piojos no respetan a nadie La pediculosis es un problema que se presenta en escuelas privadas y públicas, en la zona centro o periferia de la sociedad. Simplemente no respeta estratos sociales. Es recomendable que, como medida preventiva, también se utilicen repelentes si se sabe que existen casos de proliferación de piojos y liendres en el colegio de los niños.

Cuando se detecta a un niño con piojos, se sugiere dar unos días al alumno para evitar que el brote contagie a más escolares y antes de regresar a clases debe ser revisado por el personal médico a fin de garantizar que el problema fue erradicado. Sin embargo, las maestras tienen que evitar exhibir al niño porque, aunque es un problema común, podría ser víctima de estigmatización.

Comentarios

IR ARRIBA