Publicidad

Día Mundial del Sueño 2014: La apnea aumenta riesgo de infarto

Por: Redacción

Fuente: Agencias

Día Mundial del Sueño 2014: La apnea aumenta riesgo de infarto

Foto: Thinkstock/GettyImages

Este viernes se conmemora el Día Mundial del Sueño, fecha que tiene como objetivo hacer conciencia de la importancia que tiene dormir bien

Temas Relacionados

Prevención de enfermedades

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas Salud

 

El Día Mundial del Sueño es un evento anual que organiza la Asociación Mundial de Medicina del Sueño. Este evento busca llamar la atención acerca de la importancia del buen dormir, y la necesidad de identificar los trastornos del sueño.

La idea de establecer un día en el mes de marzo, usualmente en la segunda quincena, como Día Mundial del Sueño surgió en 2008 con la intención de generar una instancia a nivel internacional en el marco de la cual se impulsen actividades con el objetivo de difundir recomendaciones para sacar el máximo provecho a las horas del sueño y disfrutar a pleno de la vida.

¿En qué consiste el ciclo de sueño?

Dormir es como bajar escaleras. En el último peldaño de la escalinata hallamos el sueño profundo y en este punto encontramos el descanso. Desde ahí, comenzamos a subir por otro tramo de escalones hasta que alcanzamos el nivel en el que soñamos. "Un ciclo de sueño abarca desde que empezamos a dormir hasta que acabamos ese episodio de ensoñación", explica Milagros Merino, secretaria de la Sociedad Española del Sueño.

El ciclo consiste en una parte de sueño no REM seguida de un episodio de sueño REM. "El sueño no REM se caracteriza por una actividad cerebral muy lenta. En su última fase es cuando descansamos de todo lo que hemos gastado durante el día. Reponemos hormonas y energía", señala la especialista.

Sin embargo, en el sueño REM (movimientos oculares rápidos, por sus siglas en inglés) la actividad cerebral es similar a cuando estamos despiertos. En esta fase soñamos vivamente. "El sueño REM sirve para consolidar la memoria", aclara Merino.

No todos los ciclos son iguales

Un ciclo de sueño suele repetirse entre cuatro y seis veces a lo largo de la noche. Pero no todos los ciclos son iguales. Los primeros tienen mucho sueño profundo, que sirve para "descansar la parte animal", comenta la doctora. Más tarde, una vez repuestas todas las sustancias, hay que reparar la parte intelectual del humano, que es la memoria. Esto se hace a través del sueño REM, que siempre es más frecuente al final de la noche, apunta.

Trastornos del sueño

Pero algunas afecciones vienen a perturbar nuestro descanso. Es el caso de los trastornos respiratorios del sueño.

Entre los citados trastornos destaca la apnea del sueño, que consiste en un cese transitorio de la respiración. La doctora Merino señala que, cuando dormimos, los músculos que abren las vías respiratorias se relajan, por lo que estas tienden a cerrarse. "Si, además, hay alguna alteración anatómica o una predisposición por alguna otra razón, pueden producirse pausas respiratorias", precisa.

La Asociación Mundial de Medicina del Sueño apunta que, según los datos oficiales, aproximadamente el cuatro por ciento de los hombres y el dos por ciento de las mujeres en Estados Unidos padecen apnea del sueño. Sin embargo, algunas investigaciones señalan que mucha más gente vive con esta afección.

"La persona que tiene muchas apneas suele despertarse con la sensación de no haber descansado. Habitualmente siente dolor de cabeza y sequedad de boca en el momento de despertar", destacan los expertos del Instituto de Investigaciones del Sueño.

Durante el día, "está cansada y nota somnolencia en situaciones sedentarias. Asimismo, son comunes los cambios en el estado de ánimo como  irritabilidad, depresión, alteraciones del rendimiento y pérdidas de la capacidad de concentración y de memoria", comentan.

La apnea aumenta riesgo de infarto

Además, cuando la apnea es severa, aumenta el riesgo de hipertensión arterial, de cardiopatía isquémica y de accidentes cerebrovasculares, advierten desde el Instituto de Investigaciones del Sueño.

Perder peso, tratar de no dormir sobre la espalda, evitar la ingesta de alcohol y tranquilizantes, no fumar y practicar ejercicio moderado al atardecer son algunos de los consejos que ofrece esta organización para prevenir la apnea del sueño. Pero la solución del trastorno pasa por ponerse en manos de un especialista.

[No te pierdas: La apnea incrementa riesgo de muerte súbita]

Comentarios

IR ARRIBA