Publicidad

Hiperactividad juvenil, mucho más que rebeldía

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: esmas.com

Hiperactividad juvenil, mucho más que rebeldía

Foto: Thinkstock/GettyImages

Jóvenes que presentan Trastorno por Déficit de Atención son más proclives a consumir drogas y poner en riesgo su vida

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas Salud

 

"Más del 60% de los niños que tienen Trastorno por déficit de atención (TDAH) continúan presentando síntomas agudos en la adolescencia, los cuales los vuelven más vulnerables  a conductas de riesgo, drogas, depresión, relaciones sociales inestables y bajo rendimiento académico", indicó en entrevista para Esmas el Dr. Juan Carlos Pérez Castro, vicepresidente de la Fundación Cultural Federico Hoth, A.C y director general del Proyecto DAH.

Riesgo latente

Y es que, más allá de las distracciones propias de la edad, la hiperactividad juvenil puede convertirse en un verdadero peligro tanto para la persona que lo padece como para la gente que lo rodea. El doctor Pérez Castro explicó que los jóvenes hiperactivos suelen sufrir más accidentes, tienen comportamientos sexuales de alto riesgo y ponen en peligro su vida de forma constante. Para ellos no existe el pensar antes de actuar, simplemente hacen las cosas, son impulsivos e incluso violentos.

" Los varones es frecuente que desarrollen oposicionismo desafiante, padecimiento coexistente que se caracteriza por intolerancia a la autoridad y reacción sobremedida que puede tornarse violenta. Pueden existir conductas de abuso hacia sus padres o personas cercanas, pero no es porque quieran ser así, se trata de una respuesta magnificada a las situaciones, ira desmedida que no pueden controlar", explicó el Dr. Perez Castro.

En el caso de las mujeres, el especialista señaló que es frecuente que desarrollen depresión, trastornos de alimentación (anorexia y bulimia) y exista mayor riesgo de embarazos no deseados. En general se vuelven más frágiles y vulnerables.

[No te pierdas: Lactancia reduce riesgo de niño hiperactivo]

Relaciones inestables

En cuanto a las relaciones sociales, los jóvenes hiperactivos son sumamente inestables. "El trastorno no tiene nada que ver con la inteligencia, por lo que son muchachos simpáticos, atractivos y con buenas ideas. El problema es que no pueden concretar nada, son impulsivos y eso tiende a alejar a la gente. Sí tienen pareja pero no pueden sostener una relación duradera por lo que se vuelven personas con muchas parejas", comentó el experto.

Muchos jóvenes viven con el TDAH porque es común que su familia confunda el trastorno con rebeldía. Quizá durante la infancia los síntomas eran menos evidentes pero al entrar en la adolescencia el nivel de competencia es mayor y se hacen más visibles síntomas como falta de atención, de memoria, distracción y aburrimiento, lo cual produce frustración y agudiza el problema.

Diagnóstico oportuno

Ante cualquier síntoma lo ideal es no pensar que es "por la edad", lo mejor es acudir al especialista para que realice el diagnóstico adecuado. Una vez que se detecta el TDAH se comienza a trabajar con una terapia multimodal en la que se incluye atención psicológica, entrenamiento de los padres e incluso tratamiento farmacológico de ser necesario.

"Se trata de la combinación de los tres elementos. Poco a poco se van resolviendo buena parte de sus problemas de comportamiento. No existe una cura como tal, el paciente estará conciente de que toda su vida tendrá el trastorno, el chiste es que se convierta en su amigo y que aunque lo siga teniendo sepa controlarlo y no le afecte", finalizó el doctor Juan Carlos Pérez Castro.

¿Conoces a alguien con hiperactividad?

Comentarios

IR ARRIBA