Publicidad

Hiperhidrosis:cuando sudar es un problema

Por: Redacción

Fuente: Cortesía

Hiperhidrosis:cuando sudar es un problema

Foto: Thinkstock/GettyImages

Sudamos porque hacemos ejercicio, estamos nerviosos, tenemos calor o no funcionó nuestro desodorante, pero ¿qué sucede cuando sudas a chorros y todo el tiempo?

Temas Relacionados

Prevención de enfermedades

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas Salud

Todos sudamos, es una reacción natural del cuerpo ante alguna actividad física,  para eliminar toxinas, como una forma de regular la temperatura del organismo o reacción ante estados emocionales como ansiedad o nerviosismo. Sin embargo, sudar de forma excesiva para nada es normal, por el contrario, se trata de una molesta enfermedad que puede afectar nuestra calidad de vida.

Problema de salud

La hiperhidrosis se define como sudoración excesiva localizada en áreas específicas del cuerpo como axilas, manos, cara  y  plantas de los pies. Aproximadamente el 3% de la población entre 25 y 64 años de edad la padece, en la forma primaria su causa es inespecífica, en el caso de la hiperhidrosis secundaria, el origen puede deberse a desajustes en el sistema endócrino (hipotiroidismo, menopausia, embarazo y diabetes mellitus entre otras) así como afecciones sistémicas, problemas respiratorios, cardiacos  nerviosos y/o psicológicos.

Graves consecuencias emocionales

La hiperhidrosis puede causar problemas físicos, sociales y afectar la calidad de vida, debido a que el sudor se asocia a experimentar estigmas sociales y discriminación, lo cual se vincula a la ansiedad e inseguridad. Es un trastorno con gran repercusión emocional, social y laboral.

Su activación depende de las condiciones ambientales y la actividad física y mental de cada individuo. Los pacientes mojan todo lo que tocan y eso les produce más estrés y nerviosismo. Llegan incluso a gotear y dejar marcas en el piso.

¿Por qué sucede?

No tiene que ver con la complexión del hombre o la mujer, se trata de un problema generado por una alteración del sistema nervioso.  Según sus causa, la hiperhidrosis puede ser primaria o secundaria. La primera comienza en la adolescencia (a menudo por ansiedad que crea un círculo vicioso), la secundaria puede deberse a procesos patológicos como hipertiroidismo, terapias hormonales, disfucnión hormonal (menopausia, enfermedades psiquiátricas, obesidad, etc).

[No te pierdas: Hiperhidrosis]

Los tratamientos

Existen diferentes tratamientos tópicos para controlar la hiperhidrosis; las sales de aluminio, que son el ingrediente más común en el uso deantitranspirantes; la iontoforesis, que es la introducción de iones en la piel por medio de corriente eléctrica y las inyecciones de toxina botulínica tipo A, que es el mejor tratamiento estudiado hasta la fecha.

Según el Dr. Erik Márquez, Cirujano plástico, estético y reconstructivo, la iontoforesis es dolorosa y se tiene que realizar cada mes, los antitranspirantes son de uso diario y son la opción más barata, pero tienen mayores efectos secundarios, pues la sustancia activa (aluminio) puede tener reacciones alérgicas como dermatitis o manchas en la piel. Por ello recomienda tratar la hiperhidrosis con toxina botulínica, preferentemente que sea de 500U, "debido a que el efecto inicia más rápido y dura más tiempo, entre 7 y 12 meses, según el caso".

"La toxina botulínica de 500U de Laboratorios IPSEN, bloquea la liberación del neurotransmisor acetilcolina, esto frena la transmisión sináptica de la glándula sudorípara y produce un efecto eficiente para que no se estimule la glándula, lo anterior impide la producción de sudor. Es un mecanismo de acción seguro y eficaz", afirmó el especialista.

Las áreas en donde comúnmente se aplica la toxina botulínica, son las axilas, seguido de las palmas de las manos y la frente. El 65-70% de los pacientes que acuden a tratar la hiperhidrosis son mujeres y el 30-35% hombres, sin embargo este padecimiento afecta tanto a hombres como mujeres, en igual proporción.

Y a ti, ¿te chilla la ardilla?

Comentarios

IR ARRIBA