Publicidad

Masturbación en la oficina, sí sucede y mucho

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: Televisa

Masturbación en la oficina, sí sucede y mucho

Foto: GETTY IMAGES

Tal vez te resulte impensable, pero la masturbación en la oficina es más común de lo que crees. Sí sucede y mucho.

¿Recuerdas el personaje de Mark Hanna, interpretado por Matthew McConaughey? Entre sus "consejos" para vivir en Wall Street recomendaba masturbarse todos los días en el trabajo después del almuerzo para que la sangre fluya y pueda conseguir mejores tácticas en los negocios.

Pareciera algo descabellado que sólo ocurre en el cine pero, aunque no lo creas, la masturbación en el trabajo es una práctica común. De acuerdo con una encuesta elaborada por el sitio Timeout, el 39% de los trabajadores no tiene reparo en masturbarse en la oficina.

Hombres, mujeres, heterosexuales u homosexuales, sin importar el género o preferencia sexual, quienes recurrían a la masturbación en la oficina aseguraban que los ayudaba a sentirse mejor.

En comentarios extraídos de los participantes se puede leer: "Estoy muy presionado en el trabajo, ese momento me ayuda a relajarme", dice un usuario llamado Dominic, "Mi récord son tres veces al día", añade Melissa. "Lo hice una vez pero no terminé porque tenía una junta".

Momento de relax

Tal vez nunca te imaginaste que pudiera ser una práctica tan común pero lo es y para muestra pregunta discretamente a tu alrededor. Nosotros lo hicimos, la mayoría no se atreve a aceptarlo, pero entre los que nos dieron una respuesta afirmativa manifestaron hacerlo a mitad de la jornada laboral, una pausa de 15 minutos para escaparse al baño.

Ya sea para liberar el estrés o por aburrimiento, la masturbación en la oficina es, para quienes la practican, una especie de descanso equiparable a ir por un café o salir a fumar.

[NO TE PIERDAS: Con qué frecuencia se masturban las mujeres]

Mayor rendimiento

En un artículo del sitio The Huffingtonpost se indica que la masturbación en el trabajo podría traer grandes beneficios para empresas y sus empleados si consideramos lo bueno que resulta el orgasmo para la salud y la liberación de endorfinas.

Gracias a las endorfinas disminuye el nivel de cortisol en el cuerpo, es decir, se reduce la llamada hormona del estrés. Los hombres utilizan la masturbación como un desahogo mientras que para las mujeres puede ser un acto de rebeldía y empoderamiento que incluso incrementa la confianza en ellas mismas.

Mark Sergeant, profesor de psicología de la Universidad de Nottingham Trent explicó al diario Metro de Reino Unido que un break en el trabajo para la masturbación sería muy eficaz y una excelente manera de aliviar la tensión. Su colega, el Dr Cliff Arnall secunda la idea: "realmente tomar un respiro para masturbarse aumentará la concentración en el trabajo. Una política pro masturbación en la oficina se traduciría en menos conflictos, más productividad y más sonrisas".

La clave es la discreción

Evidentemente estamos a años luz de que las empresas permitan con naturalidad este tipo de recreaciones en la oficina, así que, quienes deciden hacerlo, deben procurar discreción y respeto a los demás.

Recuerda que el derecho sexual de uno termina cuando comienza el derecho sexual del otro. Si se pierde mucho tiempo durante la masturbación, si hay "demasiado ruido" que moleste al resto de los compañeros, si se deja el espacio sucio o si ya no se realizan las labores encargadas por la masturbación, se han superado los límites.

¿Y tú qué opinas? ¿Te masturbarías en la oficina?

[TAMBIÉN TE RECOMIENDO: Beneficios para la salud de la masturbación masculina]

Comentarios

IR ARRIBA