Publicidad

Ruleta rusa sexual o barebacking parties

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: Sitio Oficial

Ruleta rusa sexual o barebacking parties

Foto: GETTY IMAGES

Le llaman carrusel sexual, ruleta rusa del sexo, ruleta rusa sexualmente o barebacking parties, peligroso juego sexual en donde se organiza una orgía con una persona infectada de SIDA

Al que le tocó, le tocó. Esa es la premisa de quienes participan en la ruleta rusa sexual, un peligroso juego que desde hace unos años está tomando fuerza entre los adolescentes. Esta práctica deriva de los retos de vaqueros y pistolas en las películas de ficción. ¿Los recuerdas? Un revólver con una sola bala, dispuesta a matar al azar.

Ruleta sexual, en vez de bala, hay un invitado con VIH

Pues algo más o menos así sucede en la ruleta rusa sexual, sólo que los desafortunados pueden ser muchos. Es decir, con plena conciencia a lo que se exponen, estos jóvenes organizar una orgía donde hay un invitado anónimo con VIH-SIDA. Nadie sabe quién es.

Los hombres se colocan en círculo y las mujeres en el centro. Tocan una melodía, mientras bailan girando hacia un lado y al otro. Cuando la música termina, el hombre debe penetrar a la mujer que quedó enfrente. Van eliminando a los participantes conforme van eyaculando (o teniendo un orgasmo en el caso de las mujeres), gana quien logre tener más relaciones sexuales sin venirse.

El juego se hace sin protección, por eso algunos le llaman bareback, que en inglés significa "montar a pelo".  Aunque el bareback refiere a todo el sexo sin protección, es común que se asocie entre los jóvenes con la ruleta rusa con el término barebacking parties.

Algunas barebacking parties anuncian la orgía "All positive", todos infectados de SIDA, o su contraparte "All negative", todos seronegativos. Sin embargo, la mayoría de los que participan en la ruleta rusa sexual lo hacen con un infiltrado seropositivo para "darle más adrenalina al juego".

[NO TE PIERDAS: Los hombres que visten de rojo son más atractivos]

 

Peligrosa moda

Hasta el momento se han reportado este tipo de fiestas en Estados Unidos, pero también se ha extendido a países hispanoparlantes como Colombia o España. En el país ibérico, el equipo del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona alertó sobre este tipo de peligrosas orgías en su ciudad.

De acuerdo con los investigadores, esta tendencia se ha registrado se ha registrado entre bisexuales y heterosexuales, pero la población homosexual, específicamente la de hombres gay, es quien más realiza esta practica

"Realizan orgías al natural, sin preservativo. Los organizadores añaden mayor adrenalina agregando un invitado con VIH. No se revela la identidad del infectado", explicó Josep Mallolas, médico del Clínic, a Radio Barcelona (Cadena SER). De acuerdo con el médico, uno de los participantes le confesó no querer vivir el resto de su vida con un preservativo puesto: "¿Qué alternativa tengo? Infectarme. Y cuanto antes me infecte, me trate y mantenga la carga vital indetectable, antes dejaré de sufrir por si me infecto", relató el galeno.

La realidad es que los jóvenes de esta generación han bajado la guardia contra la enfermedad del VIH. Al aumentar la expectativa de vida con los medicamentos, muchos la consideran un mal crónico por lo que le han perdido el respeto. Aunque la realidad es que el SIDA sigue siendo incurable y es mortal.

Pero el peligro de estas fiestas no sólo está en el SIDA, existen otras Enfermedades de Transmisión Sexual que son potencialmente dañinas como la Sífilis, la Gonorrea y la Hepatitis C, entre otras.

[TAMBIÉN TE RECOMIENDO: Poliamor, revolución sexual]

Comentarios

IR ARRIBA