Publicidad
1/3

Masaje para dos. Aprovecha el órgano más extenso y erótico: la piel

Por: Redacción

Fuente: EFE

Masaje para dos. Aprovecha el órgano más extenso y erótico: la piel

Foto: GETTY IMAGES

Ambiente tenue, música para la ocasión, fricciones sensuales. La mayor zona erógena del cuerpo es la piel. ¡Úsala!

Temas Relacionados

Sexualidad, Tips sexuales

La piel, el órgano más extenso de nuestro cuerpo, puede convertirse también en el más erótico cuando se le estimula a través del tacto y se le prodigan caricias, no sólo con dedicación, amor y ternura, sino también con una técnica especial y la ayuda de determinados aceites, aromas y entornos adecuados.

Un masaje bien hecho no sólo produce placer a quien lo recibe, sino también a quien lo da, y la pareja no lo olvidará fácilmente. Antes de dar un masaje a la pareja, hay que estar distendido, porque el contacto íntimo es tan estrecho que incluso los sentimientos más profundos se transmiten, y es fundamental comenzar con la mente despejada y concentrada en lo que se hace. Respirar pausadamente, dejando que los músculos se relajen, ayuda a aumentar el equilibrio interior y la relajación del masajista.

[NO TE PIERDAS: Masajes y caricias para darle intensidad a tu relación]

 

Hablar con las manos

El masaje pone en marcha un canal de comunicación donde el que masajea habla con sus manos y el que recibe responde con su cuerpo. Pero independientemente de lo que se pueda decir y sentir, requiere un aprendizaje y práctica de la técnica adecuada.

El experto en osteopatía y quiropráctica Marcos Catalán, autor del libro "Fitness para mejorar tu sexualidad", describe las ocho técnicas masajísticas básicas, las mejores ayudas y ambientes para aplicarlas, y uno de los masajes más sensuales, el de espada.

Prueba los aceites y cremas. Indicados especialmente para evitar tirones en las zonas con vello, hay esencias oleosas tonificantes como el romero, activadoras de la circulación, como la menta o sedantes como la caléndula. Cubre tu torso y el de tu pareja de crema o aceite y abrazaros desde todos los ángulos, para disfrutar una sensación de suavidad y complicidad.

Atenúa la iluminación. Dependiendo del color y su intensidad se puede provocar una atmósfera sensual. Por ejemplo, en una habitación semioscura, con la luz del atardecer entrando de lado por los huecos de una persiana medio abierta, se forman haces de luz que con el movimiento del cuerpo dan la sensación de estar en una película muda en blanco y negro.

Elige los sonidos. Dado que la música acompaña mucho el estado ánimo, puedes probar distintos sonidos para diferentes ocasiones. Como ejemplo: la música de olas y mar, o bien el ruido de una tormenta e le exterior, con el agua rebotando en los cristales de la venta, de vez en cuando el estampido de un trueno, y tu y tu pareja poniendo a prueba los muelles de un viejo somier.

Estimula los sentidos y la imaginación. Plumas, hielo, colgantes, antifaces. Pañuelos, cuerdas, esposas, fustas, cinturones, juguetes sexuales, espejos... Existen infinidad de ayudas al masaje y el cercamiento sensual entre dos personas, que con la imaginación de ambos pueden usarse de mil maneras

 

Desliza tus manos. Los movimientos deslizantes se efectúan con las palmas de las manos y los dedos y son suaves y prolongados.

1 de 3

Comentarios

IR ARRIBA