Publicidad

Embarazo y Virus del Papiloma Humano

Por: Sandra Olguin

Fuente: Televisa.com

Embarazo y Virus del Papiloma Humano

Foto: Thinkstock/GettyImages

Riesgo de contagio a tu bebé, cuidados especiales y opciones de parto

Sabemos que ser portadora del VPH no es nada fácil, y mucho menos cuando estás embarazada... pero en realidad no hay mucho de qué preocuparse. La mayoría de los casos de embarazo y este virus tienen desenlaces positivos si las mujeres reciben un tratamiento adecuado y acuden con frecuencia a su ginecólogo. Te damos toda la información que necesitas para resolver tus dudas y estar tranquila.

El primer paso

En cuanto tu ginecólogo confirme que estás embarazada tendrá que determinar el grado de tus lesiones y el tipo de virus que tienes (hay más de 100), según la Doctora Ana Franco, vocera de la Fundación Nacional para el Cáncer Cervicouterino. Si tienes el tipo de VPH asociado al cáncer cervicouterino tu doctor deberá realizar exámenes periódicos para monitorear los cambios en el tejido cervical.

Aún si hace muchos años que no presentas síntomas o nunca has tenido verrugas vaginales, tienes que ser lo más específica posible sobre tu historia con el VPH (resultados de Papanicolaou, síntomas, etc.). Tu doctor necesita saber toda la información que pueda para tratar de controlar la infección de manera que no cause muchas molestias ni a ti ni a tu bebé en cualquier punto del embarazo.

Algunas veces el cérvix de algunas mujeres embarazadas y con VPH presenta más cambios de lo normal. Si éste es tu caso, puede ser que tu ginecólogo posponga el tratamiento porque puede provocar un parto prematuro. Los cambios hormonales que experimentas durante el embarazo pueden provocar que las verrugas crezcan o se multipliquen e incluso pueden sangrar un poco.

Complicaciones en el parto y contagio

Sabemos que tu peor miedo es que tu bebé tenga complicaciones para nacer o que lo contagies. Tenemos buenas noticias para ti: según el sitio webmd.com no existe ninguna relación entre el VPH y el aborto, el parto prematuro o cualquier otra complicación del embarazo.

Si tienes verrugas y están tan extendidas que obstruyen el canal vaginal puede ser que tu ginecólogo decida removerlas antes de tu fecha aproximada de parto. Esto puede ser mediante una cirugía, un tratamiento químico o utilizando corriente eléctrica (que no provoca ningún dolor).

El riesgo de contagiar a tu bebé durante el parto es muy bajo. Aún si tu bebé contrajera el VPH su cuerpo se desharía naturalmente de éste. La mayor parte de los bebés que nacen de una madre con verrugas vaginales no desarrollan ninguna clase de complicaciones relacionadas con el virus, incluso si el tipo de virus que la mamá tiene está asociado con cáncer.

En casos muy raros los bebés desarrollan verrugas en la garganta (papilomatosis respiratoria). Esta condición requiere cirugías láser frecuentes para que las verrugas no bloqueen el canal respiratorio del niño. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, tener a tu bebé mediante una cesárea no hace mucha diferencia en cuanto al riesgo que corre de ser contagiado.

¿Conoces algún caso de VPH y embarazo? Cuéntanos tu experiencia.

Comentarios

IR ARRIBA