Publicidad

Razones por las que deben tomar una 'baby moon'

Por: Montserrat Arcos

Fuente: Redacción

Razones por las que deben tomar una 'baby moon'

Foto: The Grosby Group

Una luna de miel antes de que nazca tu bebé es perfecta para pasarla con tu pareja

Cuando te encuentras en el último trimestre del embarazo, seguramente quieres apurar todo: tener listo el cuarto del bebé, hacer el papeleo para tomar tu incapacidad, dejar todo listo en la oficina para ausentarte por un rato, tener la logística del día a día lista para los días posteriores al parto? pero, ¿ya checaste que nunca mencionamos a tu pareja o siquiera tu relación? Pon una pausa. ¿Qué te parece tomarte una baby moon?

Una baby moon, para quienes no sepan, es tomar una segunda luna de miel con tu pareja para disfrutarse plenamente antes de que el bebé venga a cambiarles la vida.

"Una baby moon no sólo para consentirse como pareja, sino para saborear el embarazo. Ayuda a la mujer a estar en contacto con su sensualidad, su cuerpo y la prepara para el cambio que está ocurriendo en su vida", asegura Melissa Perlman, fundadora de Eco Chic Resorts, en Tulum México.

Esto quiere decir que en realidad el término hace alusión a unas primeras vacaciones en familia, sin embargo poco a poco se ha ido modificando esta idea hasta llegar a ser las vacaciones perfectas antes del parto, según Sheila Helena Elizabeth Kitzinger, antropóloga social inglesa y autora de libros de maternidad, lactancia, embarazo y partos, además de ser profesora honoraria de la Universidad de West London. En 1996 escribió el libro El año después del nacimiento del bebé, en el cual se menciona por primera vez la palabra baby moon

Así que aquí hay cuatro razones por las que deben tomarse una baby moon:

  • Posiblemente serán las últimas vacaciones sin niños que tomarán en mucho tiempo. Y aunque pienses que "eso no va a pasar", "siempre lo podemos dejar con mi mamá"? lo que ocurre cuando ya son papás y se van a tomar unas (merecidas) vacaciones en pareja, siempre están preocupados por si tu hijo está bien, por cómo estaría disfrutando de la playa, piscina, montaña? Hay mamás que dicen haber regresado a la mitad de la vacación, porque no soportaron estar lejos de su bebé.
  • Refuerza el lazo con tu pareja. No lo creerás, pero la falta de sueño, la rutina (o falta de), el enfoque en las necesidades del nuevo miembro de la familia, contribuyen a una suerte de distanciamiento involuntario en la pareja. Si toman una baby moon, tendrán ese tiempo previo para enfocarse uno en el otro y quedar claros que la vida va a cambiar drásticamente.
  • Sirve para relajarse y empezar a tomar la vida en cámara lenta. El embarazo tiene sus factores de estrés, particularmente las últimas semanas. Posiblemente no estés en la mejor posición para visitar una playa porque te sientes parte del paisaje, la hinchazón se hace presente y no te sientes como para ponerte un traje de baño. La baby moon se trata de relajarte, tomarte el día a tu paso, dejarte consentir y divertirte con tu pareja.
  • Que sea la primera foto de viaje familiar. Seguramente cuando tu hijo crezca, le emocionará ver que estuvo con ustedes en un viaje antes de nacer. Y a ustedes les traerá grandes recuerdos.
  •  

    ¿Cuándo hacerla?

    De acuerdo con el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras, el segundo trimestre (de la semana 18 a 24) del embarazo es el más seguro para que las mujeres embarazadas viajen porque ya pasaron los tres primeros meses (que dicen son los más difíciles), y aún no se tiene la incomodidad de los últimos.

    Algo importante a considerar es que después de la semana 28 las líneas aéreas requieren una carta médica para permitir que las mujeres embarazadas viajen, por lo que es básico que antes de la planeación llames para preguntar todas las restricciones y detalles para que no tengas ninguna complicación. Del mismo modo, al destino que acudas, pregunta por el hospital más cercano; sólo por si las dudas.

    Comentarios

    IR ARRIBA