Publicidad

Tres suplementos básicos durante el embarazo

Por: Mayela Medina Zavala

Fuente: Cortesía

Tres suplementos básicos durante el embarazo

Foto: Thinkstock/GettyImages

Conoce los nutrientes más importantes en esta etapa

Temas Relacionados

Día a día, Hábitos saludables

Las necesidades de energía, proteínas, vitaminas y minerales de una mujer aumentan durante el embarazo. La dieta materna tiene que aportar nutrientes en cantidad suficiente para el desarrollo del bebé y poder mantener su ritmo de crecimiento durante los nueve meses de gestación. Cuando la dieta no es suficiente debemos recurrir a suplementos. La deficiencia o el exceso de algunos nutrimentos, puede comprometer el crecimiento y desarrollo fetal y aumentar el riesgo a padecer determinadas enfermedades en la vida adulta. La Nutrióloga Mayela Medina Zavala y Fernanda Curiel Abud, expertas de la Asociación Cuido a mi bebé (cuidoamibebe.mx) nos explican qué suplementos son básicos para cualquier mujer embarazada.

Los fundamentales durante el embarazo

1. Ácido fólico

Qué es: los folatos son compuestos que intervienen en procesos fundamentales como la síntesis de proteínas y del ADN. Son nutrimentos que necesitamos incorporar a la dieta ya que el cuerpo no los puede sintetizar. Para qué sirve: entre los días 21 y 27 de la gestación del bebé se desarrollan partes muy importantes en el cerebro y columna vertebral del bebé. El déficit de ácido fólico aumenta el riesgo de padecer espina bífida o una falla en el cierre del tubo neural, causando malformaciones que causan la muerte del bebé. Consumirlo disminuye el riesgo de malformaciones como labio leporino y cardiopatías congénitas. También se ha asociado con la prevención del desprendimiento prematuro de placenta, aborto espontáneo y preeclampsia. Alimentos que lo contienen: vegetales de hoja verde, hígado, frutas, cereales, legumbres, levaduras y frutos secos. Actualmente existen muchos alimentos fortificados como harinas y cereales. Dosis recomendada: 400 µg/día (microgramos) y en mujeres con antecedentes en hijos con problemas en el desarrollo del tubo neural la dosis es de 4 mg/día.

2. Hierro

Qué es: forma parte de la hemoglobina y participa en el transporte de oxígeno. Para qué sirve: durante el segundo y tercer trimestre del embarazo se produce un balance negativo de hierro que no se puede compensar con la dieta, teniendo que suplementar con hierro durante este periodo. Se sabe que los niveles bajos de hemoglobina cerca del término de la gestación se asocian con bajo peso al nacer, parto prematuro y al aumento de la mortalidad perinatal, sobre todo cuando son inferiores a 8.5-9.5 g/dL. Además, el déficit de hierro perjudica el rendimiento cognitivo y el desarrollo físico de los recién nacidos. Alimentos que lo contienen: Yema de huevo, vegetales de hoja verde oscuro, hígado, moluscos y frijoles. Dosis recomendada: 30 mg por día, que se encuentran en 150 mg de sulfato ferroso o 300 mg de gluconato ferroso. Este suplemento debe tomarse en ayunas o entre comidas para favorecer su absorción y no deben tomarse con té, leche o café, ya que estos inhiben su absorción. Incluye una fuente de vitamina C al consumirlos para favorecer su absorción.

3. Calcio

Qué es: esencial para funciones en el cuerpo como el mantenimiento de la estructura ósea, la transmisión del impulso nervioso, la coagulación de la sangre, entre otros. Para qué sirve: existen estudios que prueban la disminución en el riesgo de padecer preeclampsia (caracterizada por la presencia de hipertensión y proteinuria después de la semana 20 de gestación) con un consumo de 1000 a 2000 mg de calcio al día. Alimentos que lo contienen: productos lácteos, tofu, ajonjolí y almendras. Dosis recomendada: 1 g/día. Un vaso de leche o un trozo de queso contienen unos 300 mg de calcio. (Las mujeres en edad reproductiva, aunque no estén embarazadas, deben consumirlo también)

Comentarios

IR ARRIBA