Publicidad

Sangrado en el embarazo ¿qué está pasando?

Por: Gabriela Lara Corsalini

Fuente: Redacción

Sangrado en el embarazo ¿qué está pasando?

Foto: Thinkstock/GettyImages

El sangrado en el embarazo es más común de lo que crees. Conoce las causas aquí

Temas Relacionados

Mamá y Bebé, La Mamá

Estando embarazada lo último que esperas ver al ir al baño es sangre, ¿cierto? Y es que la sangre suele significar que algo está pasando.

Pero aunque no lo creas, el sangrado durante el embarazo es bastante común y, generalmente, no se debe a algo grave. Sangrar durante el embarazo puede tener muchas causas, dependiendo del trimestre en el que te encuentres:

Primer trimestre

Las primeras 12 semanas de cada embarazo son las más complicadas. No solo porque son las preferidas de las náuseas y el vómito, sino también porque el riesgo de un aborto espontáneo (generalmente debido a causas naturales) es mucho mayor que en semanas posteriores (cuando incluso deja de llamarse aborto espontáneo).

De acuerdo a estudios, aproximadamente un 20% de mujeres padecen algún tipo de sangrado durante estas primeras 12 semanas. Las razones principales pueden ser:

Implantación. Ya hemos hablado en otras ocasiones sobre el sangrado de implantación. No todas las mujeres lo padecen, pero en caso de padecerlo seguramente ni siquiera sabrás aun que estás embarazada. Se da antes de que se retrase tu periodo y suele ser un sangrado muy leve, en un tono rosa, rojo oscuro o café, y puede durar desde unas horas hasta algunos días.

Aborto espontáneo. Debido a que es la causa principal de sangrado durante las primeras 12 semanas de embarazo, el aborto espontáneo es lo primero que se le viene a las mujeres embarazadas a la cabeza cuando notan un sangrado, en particular uno que sea rojo brillante o con coágulos. Sin embargo es muy importante que sepas que un sangrado en el primer trimestre NO se traduce necesariamente en un aborto. En especial si no tienes otros síntomas como cólicos muy fuertes. De todas formas es importante que mantengas la calma, reposes inmediatamente y llames a tu médico, quien te dirá exactamente qué hacer.

Embarazo ectópico. Un embarazo ectópico ocurre cuando el óvulo fecundado se implanta fuera del útero, generalmente en la trompa de falopio. Es una condición grave que requiere intervención médica inmediata ya que, si el embrión continúa creciendo, puede hacer que la trompa de falopio se rompa y ponga en peligro de muerte a la madre. Afortunadamente los embarazos ectópicos no son muy comunes, ocurriendo solo en aproximadamente un 2% de los embarazos.

Infecciones. Las infecciones o enfermedades de transmisión sexual (como clamidia, herpes o gonorrea) pueden ocasionar sangrado en el primer trimestre.

Relaciones sexuales. El cuello del útero sufre cambios durante el embarazo, llevando un flujo de sangre mayor al normal. Cualquier situación en la que se entre en contacto con el cuello del útero puede resultar en sangrado durante el primer trimestre. Esto incluye relaciones sexuales y el papanicolau. Si tuviste relaciones sexuales y notas un sangrado después, consulta a tu médico, pero despreocúpate porque probablemente se trate de esta condición no grave.

Segundo y tercer trimestre

En los siguientes trimestres un sangrado puede significar problemas más serios. Es por esto que debes llamar a tu médico inmediatamente en cuanto notes cualquier tipo de sangrado a partir de la semana 13.

Las posibles causas de sangrado incluyen:

Placenta previa. Se trata de una condición del embarazo en la que la placenta se acomoda de tal forma que cubre parcial o totalmente el canal de parto. Es una condición que raramente se da al final de embarazo. Tu médico podrá decirte si tienes esta condición mediante un ultrasonido. Si la tienes debes estar atenta a sangrado (aun sin dolor) ya que implicaría una emergencia que debe ser tratada inmediatamente.

Desprendimiento de la placenta. En aproximadamente 1% de los embarazos la placenta puede desprenderse de la pared uterina, ocasionando que la sangre se acumule y salga. También se trata de una condición grave que requiere atención médica inmediata. Otros síntomas incluyen dolor abdominal, dolor de espalda y formación de coágulos.

Ruptura uterina. Puede ocurrir cuando se ha tenido una cesárea previa y la cicatriz se abre. Se trata de una condición de vida o muerte y requiere de una cesárea de emergencia para salvar a la mamá y al bebé.

Parto prematuro. Antes del parto tu cuerpo se prepara expulsando un tapón mucoso que mantiene de alguna forma cerrado el cuello del útero. El tapón puede ser expulsado junto con un poco de sangre, por lo que este tipo de sangrado es normal después de la semana 37 de embarazo. Si ocurre antes debes consultar inmediatamente a tu médico ya que puedes estar experimentando síntomas de parto prematuro.

En cualquier caso es importante que llames al médico ante cualquier sangrado que presentes ya que, aunque puede ser que no se trate de alguna situación de riesgo o peligrosa (recuerdo haber tenido sangrado en varios días separados durante mi primer trimestre que resultaron ser ocasionados por la fragilidad de mis vasos sanguineos), también se puede tratar de una situación grave y que requiera intervención inmediata, en especial si el sangrado se presenta con dolor o fiebre.

@GabyLCorsalini

Comentarios

IR ARRIBA