Publicidad

Sexo en el embarazo

Por: Verónica Pérez de León

Fuente: esmas.com

Sexo en el embarazo

Foto: Thinkstock/GettyImages

Disfruta tu sexualidad: Tips y posturas para embarazadas

Síguenos en twitter.com/Esmas_Mujer

 

El sexo durante el embarazo no tiene por qué ser olvidado, sólo basta con conocer lo que experimentará la mujer para que puedan disfrutar de su sexualidad con plenitud. Toma nota de los principales cambios y qué pueden hacer cada trimestre según el artículo La Sexualidad en el embarazo, de Francisca Molero Rodríguez, Directora del Instituto de Sexología de Barcelona.

Primer trimestre

  • Los cambios hormonales, grandes y rápidos, provocan que las mujeres demanden mayor atención y demostración de afecto por parte de su pareja.
  • Muchas mujeres requerirán realizar un mayor esfuerzo para mantener el ritmo sexual usual, como consecuencia de las náuseas, vómitos, cansancio y otras molestias.
  • El deseo sexual varía según cada caso. Lo más común es que disminuya la actividad sexual y el deseo sexual de la embarazada, aunque también hay casos donde aumenta la líbido.
  • El orgasmo se mantiene en la misma frecuencia e intensidad en las mujeres.

 

Tip Esmas Mujer: El aumento en la sensibilidad de las mamas muchas veces hace que un estímulo que antes resultaba placentero, ahora sea una molestia. Para evitar esto, es recomendable mayor suavidad en esta etapa del embarazo. Pero, muchas mujeres manifiestan que con el tiempo la sensibilidad continúa, y el dolor ya no, por lo que la excitación es mayor.

Segundo trimestre

  • Aumenta el deseo sexual gracias a que existe un mayor bienestar, ya que han disminuido o desaparecido las molestias físicas y la pareja se ha adaptado al embarazo, desapareciendo muchos de los temores iniciales.
  • Algunas mujeres tienen por primera vez un orgasmo durante este periodo.

 

Tip Esmas Mujer: Es muy importante para la mujer embarazada, conservar su capacidad erótica y orgásmica. La primera, para mejorar su autoestima  y relación con la pareja; y la segunda, para mantener la elasticidad y la flexibilidad de los músculos pélvicos, tan necesarias para el parto.

Tercer trimestre

  • La mayoría de las mujeres experimenta una disminución o ausencia del deseo sexual, y una marcada disminución en la actividad coital muchas veces por miedo a desencadenar el parto.
  • La excitación comienza a disminuir progresivamente a medida que progresa el embarazo, debido a la disminución de las sensaciones placenteras que son provocadas por las congestiones de la vagina, vulva y clítoris a raíz del aumento de tamaño del feto y la posición de encaje para el parto.
  • La frecuencia y la intensidad del orgasmo también disminuyen a medida que transcurre el embarazo. Pero aumentan la necesidad de mimos, caricias y cuidados al sentirse más inseguras y frágiles.

 

Tip Esmas Mujer: Recuerda que la sexualidad no es sólo genitalidad. En una relación sexual interviene todo el cuerpo y cuando una pareja desea compartir sentimientos de intimidad, amor y sexo, lo puede hacer sin la obligatoriedad del coito. Los masajes, las caricias, el petting y la masturbación pueden ser una importante fuente de placer sensual y comunicación intima, tanto durante el embarazo como fuera de él.

¿Has estado embarazada? ¿Qué consejo darías para seguir disfrutando de la sexualidad durante esta etapa?

Comentarios

IR ARRIBA