Publicidad
1/2

La generación de los papás obedientes

Por: Montserrat Arcos Romo

Fuente: Televisa.com

La generación de los papás obedientes

Foto: GETTY IMAGES

Papás que obedecen a sus hijos; hijos tiranos que abusan de sus padres; ¿por qué se da esto?

Todo comenzó después de leer una nota este seis de enero. Dicha publicación explicaba la euforia que habían causado en las niñas unas nuevas muñecas recién salidas de una caricatura; en ella se podían ver sus aventuras de la escuela. Al poco tiempo se hicieron tan populares en las niñas que TODAS las pidieron como regalo de Navidad.

Entonces fue que los papás hacían hasta lo imposible por conseguir cualquier modelo de muñeca, incluso algunos cuentan, que en las jugueterías algunos papás llegaron al grado de pelearse a golpes por las muñecas. No importaba, cualquier precio con tal de que su hija tuviera este anhelado juguete en Navidad...digo, ella se los había pedido.

La generación obediente

Existe una generación que algunos conocen como "la generación obediente", la cual, de acuerdo con nuestra psicóloga de cabecera, Paty Villa, son papás de 38 a 48 años que crecieron en un ambiente estricto en el que les estaba prohibido decir NO a las órdenes que recibían de sus padres. Todo lo que los papás les pedían, lo hacían, a pesar de que muchas veces eran órdenes estrictas.

Para esta generación, ganarse algo no era nada fácil, es decir, sufrieron muchas carencias tanto afectivas como materiales, y como no quieren que sus hijos carezcan de lo mismo, actúan bajo la premisa "No quiero que sufras lo que yo, por eso te doy todo lo que me pidas"; sin embargo lo que ellos no alcanzan a ver es que al darles todo están creando pequeños tiranos que pasarán de pedir cosas a exigirlas. Como dice nuestra especialista, "No hay límites, todo se les da súper rápido y con el mínimo esfuerzo".

"El problema es que los papás no se dan cuenta de que pasaron de obedecer a sus padres a obedecer a sus hijos, a los cuales todo les facilitan: en la infancia son juguetes, y en la adolescencia son coches, dinero, alcohol, etc.", asegura Paty; como en el ejemplo de la muñeca, en el cual algunos papás estuvieron a punto de llegar a los golpes con tal de complacer el capricho de su nena.

1 de 2

Comentarios

IR ARRIBA