Publicidad

Autismo: ¿cuáles son las primeras señales?

Por: Gabriela Lara Corsalini

Fuente: Redacción

Autismo: ¿cuáles son las primeras señales?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Aprende a detectar las señales a tiempo para que tu hijo pueda recibir un diagnóstico adecuado

Temas Relacionados

Bebé, Maternidad

No importa si eres primeriza o la feliz mamá de 5 energéticos niños, un diagnóstico de autismo siempre te puede preocupar y sorprender. Aprende a detectar las señales que tu hijo pequeño te pueda estar mandando.

El autismo es un trastorno neurológico que no tiene cura, sin embargo tiene diferentes grados que resultan en qué tan funcional pueda ser una persona que lo padece. Tener un familiar cercano que se encuentre dentro del espectro puede ser frustrante ya que la falla principal que tienen quienes lo padecen es la comunicación.

Si es detectado de forma temprana, incluso antes de los 2 años de edad, por ejemplo, se puede trabajar con terapias que incrementarán considerablemente la capacidad de comunicación del niño con las personas a su alrededor. Es por eso que es importante estar atento a una variedad de señales que pudieran indicar que tu hijo padece el trastorno. Checa nuestra lista:

Para niños menores de 12 meses

  • No muestra interés en caras.
  • No hace contacto con los ojos y no sonrie.
  • No siempre reacciona a los sonidos, incluyendo cuando lo llamas por su nombre o cuando suenan sonidos fuertes; sin embargo no tiene problemas de audición.
  • No le gusta que lo abracen o lo toquen.
  • No muestra interés es juegos típicos de bebé cómo 'dónde está el bebé'.
  • No balbucea o muestra otras señales de empezar a hablar.
  • No gesticula ni te da los brazos cuando quiere que lo cargues.

Para niños de entre 12 y 24 meses

  • No gesticula, no señala las cosas que quiere ni mueve la cabeza para decir 'sí' o 'no'.
  • No usa palabras para cuando cumpla 16 meses o frases cortas para cuando cumpla 24 meses.
  • Pierde habilidades verbales o sociales. Puede darse un cambio notorio en el que deje de hacer cosas que hacía antes, como balbucear o decir algunas palabras.
  • Es retraído, parece estar en su propio mundo y no se preocupa por la gente a su alrededor.
  • Camina de puntas o no camina.

Para niños de 2 años en adelante

  • Tiene un retraso de lenguaje. Puede tener problemas para decirte lo que necesita.
  • Puede hablar de forma inusual, con distintos tonos, usando palabras cuando debería usar frases o con verbos mal conjugados.
  • No parece entender lo que le dicen. Puede ser que no responda a su nombre y/o que no sepa seguir instrucciones. También puede ser que se ría, llore o grite de forma inadecuada.
  • Se enfoca en un solo tema, objeto o en una pequeña parte de un objeto a la vez.
  • No imita o imita poco lo que haces.
  • Su comportamiento es rígido, se aferra a rutinas y horarios. Esto también se puede notar en sus exigencias sobre lo que come o no come.
  • Juega de forma inusual con sus juguetes; es posible que prefiera pasar tiempo acomodándolos u ordenándolos en lugar de realmente jugar con ellos.
  • Se hace daño a si mismo, mordiéndose o pegándose.
  • Hace cosas de forma repetitiva.
  • Reacciona de forma poco usual a situaciones cotidianas, algunas veces puede sobrereaccionar y otras veces no reaccionar lo suficiente.
  • Puede tener temores irracionales.
  • Tiene problemas para dormir, ya sea para quedarse dormido o para volver a dormirse después de haberse despertado.
  • Tiene problemas de comportamiento.

Si notas alguna de estas señales en tu hijo pequeño no dudes en consultar a su médico tan pronto como te sea posible. Es probable que antes de dar un diagnóstico inicial el médico te pida que simplemente observes su comportamiento, ya que simplemente puede estar pasando por una etapa de crecimiento o puede tener un problema distinto. Sin embargo una vez que el médico confirme que se trata de autismo es importante empezar una terapia inmediatamente.

Si tienes dudas o comentarios contáctame por Twitter @SoyMariaTambien

Comentarios

IR ARRIBA