Publicidad

10 productos básicos para tu recién nacido

Por: Gabriela Lara Corsalini

Fuente: Redacción

10 productos básicos para tu recién nacido

Foto: Thinkstock/GettyImages

¿Ya tienes todo lo necesario? ¡Prepárate para su llegada!

Temas Relacionados

Mamá y Bebé, El Bebé

¿Te regalaron miles de cosas en tu baby shower? Deshazte de lo inservible y consigue estos artículos absolutamente esenciales para los primeros meses de tu bebé.

1. Ropa

Ya sabemos que la ropa de bebé es absolutamente adorable. A-DO-RA-BLE. Y puedes estar tentada a comprarle todo lo que veas, en especial si encuentras una buena oferta. La realidad de las cosas es que crecen tan rápido que seguramente no tendrás tiempo de ponerle tanta ropa antes de que le deje de quedar.

Controla tus impulsos y compra solo lo esencial, aproximadamente 5 outfits distintos de cada talla (con sus 5 camisetas, 5 pantalones, pants o falditas, 5 playeritas o camisas, y algunos suéteres o chamarras dependiendo la época del año). La única excepción a esto es la talla recién nacido. Compra MUY poco de talla recién nacido porque pasará a la siguiente talla en un abrir y cerrar de ojos.

Por cierto, recuerda buscar camisetas cortas para los primeros días (antes de que se le caiga el resto del cordón umbilical).

2. Cuna

Compra una cuna de tamaño regular para su cuarto o una mini cuna para que duerma en tu cuarto, según te sientas más cómoda. Ambas opciones tienen sus pros y sus contras. Piensa en que seguramente te será más cómodo tenerlo en tu cuarto al principio por la cantidad de veces que tendrás que despertarte en la noche con él, pero si te tardas mucho tiempo en pasarlo a su cuarto puede que se acostumbre a dormir contigo y no quiera dormir solo.

En cualquier caso, necesitas algo en dónde acostarlo. Cuna, mini cuna, bambineto o moises, elige la opción que más se adecue a tus necesidades.

3. Silla de coche

No puedes salir del hospital con tu bebé en brazos y subirte al coche sin una silla especial para él. Es uno de los artículos que debes elegir a conciencia (evita irte solo por el color o el bonito diseño). Debes escoger una silla de coche que se pueda poner en tu coche (suena extraño, pero no todas las sillas se adaptan a todos los tipos de coche). Otra cosa importante en que debes poner atención es en el peso y el tamaño máximo que soportan.

Las sillas de bebé (las llamadas huevito) son perfectas para niños menores a 1 año, pero existen otras sillas un poco más grandes (y estorbosas) llamadas convertibles que puedes usar desde el nacimiento hasta que tenga 4 ó 5 años. Considera cuál es la mejor opción para tu familia.

4. Porta bebé

Necesitas algo en qué transportar a tu bebé, y aunque tus brazos suenan tentadores, cargarlo durante todo el día después de no dormir muy bien puede acabar dejándote exhausta.

Aquí existen varias opciones, desde una carriola (asegúrate de comprar una en la que puedas transportar a tu recién nacido), hasta una silla de coche, una canguerera (para llevarlo al frente) o un wrap, para amarrártelo al cuerpo como si fuera un burrito.

Toma en cuenta que a algunos bebés no les gusta despegarse de su mamá, y a otros no les gusta estar tan pegados. Así que una vez que nazca puede ser que tengas que hacer ajustes a tu elección de porta bebé.

5. Biberones

Aunque planees darle pecho a tu bebé, es importante que tengas al menos un par de biberones en casa por si las dudas. Algunos bebés se niegan a succionar el pezón, y algunas mamás tienen problemas con la producción de leche. Que no te agarre desprevenida y compra algunos biberones.

6. Monitor

Toda nueva mamá quiere estar al pendiente de su bebé 24 horas al día. Como eso no es físicamente posible porque tienes que dormir, es recomendable que tengas a la mano un monitor de sonido que te despierte en cuanto tu hijo haga algún ruido. ¿Quieres dormir aún más tranquila? Busca uno que tenga cámara de video.

7. Termómetro

Esperamos que tu hijo no se enferme en mucho tiempo, pero por si pasa, es importante que tengas a la mano un termómetro para bebés. Existen algunos muy cómodos que son un chupón que el bebé succiona mientras le toma la temperatura.

8. Bañera

El primer baño es el que más miedo da. Facilítate la vida comprando una hamaca de recién nacido. Es perfecta para acostarlo en una posición reclinada sobre la bañera, sin miedo a que se te resbale de las manos. Si tienes espacio, la bañera con cambiador es perfecta para ti (¡nada de agacharse!). Si no tienes espacio, hay algunas bañeras que se adaptan al lavabo de tu casa.

9. Cambiador

Si no viene incluido con la cuna o con la bañera, es importante que tengas un cambiador. Ya sea por parto o por cesárea, tener un hijo es un trabajo complicado, así que no vas a querer estarte agachando a la cama o al piso para cambiarlo.

¿Un tip? Compra un tapete cambiador para cuando sales de casa. Es perfecto para ponerlo en cualquier superficie y evitar que se ensucie, además de que puedes guardar adentro todos tus esenciales para el cambio de pañal.

10. Juguetes

Aunque no lo creas, tu bebé está aprendiendo desde el primer minuto en el que llega a este mundo. Estimula sus sentidos con juguetes interactivos que le permitan ir identificando sonidos, colores o texturas.

Comentarios

IR ARRIBA