Publicidad

Cómo sobrevivir a la primer gripe de tu bebé

Por: Gabriela Lara Corsalini

Fuente: Redacción

Cómo sobrevivir a la primer gripe de tu bebé

Foto: Thinkstock/GettyImages

Los puedes proteger tanto como quieras, pero ese día llegará tarde o temprano. ¡Aprende a prepararte!

Temas Relacionados

Mamá y Bebé, El Bebé

Tu bebé se va a enfermar, eso es un hecho. Así que lo único que puedes hacer es estar preparada para que, tanto como tú como el pequeño enfermo, la pasen tan bien como sea posible.

Prevención

Realmente no existe una forma de prevenir que se enfermen o se contagien de gripe. Conforme tu hijo vaya creciendo su curiosidad irá en aumento, y una vez que se empiece a mover (ya sea gateando o caminando) querrá meterse a la boca todo lo que encuentre. Esto es, obviamente, lejos de la situación ideal, considerando que existen más de 200 virus diferentes que causan el resfriado común.

Disminuye las probabilidades que tu bebé tiene de enfermarse creando un hábito de lavarle las manos siempre que lleguen a casa y limitando sus salidas a lugares con mucha gente. Pregunta a tu médico si es bueno que le des vitamina C a tu bebé.

Los meses fríos los vuelven más propensos a enfermarse así que lo único que puedes hacer es estar preparada durante esta época.

¿Cómo puedo saber cuando mi hijo tiene gripe?

Los síntomas principales son los mismos que en los adultos. El bebé puede tener los siguientes:

  • Nariz congestionada con moco transparente que puede cambiar de color o espesarse con el paso de los días.
  • Tos.
  • Fiebre baja.

 

La fiebre es una forma que tiene el cuerpo de combatir una infección, así que no es necesario que corras al hospital en cuanto tu hijo tenga fiebre. Intenta darle alguna medicina que le baje la temperatura (siempre la recomendada por tu médico, en las dosis adecuadas para su peso y edad). Una vez que le haya bajado la fiebre observa su comportamiento ¿actúa normal? Si se comporta como lo hace normalmente, come y juega tal como en otras ocasiones, entonces seguramente se trata de un resfriado común. Si no lo hace entonces es momento de llamar al médico.

¿Cómo lo curo?

No hay una medicina que haga que un virus desaparezca más rápido de lo normal. Sin embargo, existen remedios que te ayudarán a disminuir sus síntomas y a hacerlo sentir mejor mientras dure la enfermedad.

  • Mantenlo hidratado. De acuerdo con las indicaciones de tu pediatra y la edad del niño, dale leche materna, fórmula, jugo o agua.
  • Succiona. Ya que seguramente aun no sabrá cómo sonarse la nariz, deberás hacerlo por él. Usa una perita de hule (la encuentras en farmacias) y gotas nasales. Empieza con las gotas y después, succiona.
  • Humedece. Un humidificador en el cuarto de tu bebé puede ayudarlo a descongestionarse y a respirar mejor. Dale un baño caliente para lograr el mismo efecto.

 

Evita cualquier medicina que tu médico no te haya recomendado, incluso aquellos que se venden sin receta médica.

¿Cuándo debo llevarlo al doctor?

Si tu hijo es menor a 3 meses, llama a tu doctor a la primera señal de enfermedad. Después de esa edad, pregunta a tu médico en qué momento es adecuado que le llames (por ejemplo, si su temperatura llega a un cierto nivel).

Llama a tu médico en CUALQUIERA de las siguientes situaciones:

  • Si la fiebre le dura más de dos días.
  • Si respira muy rápido y tiene una tos que va empeorando (se puede tratar de neumonía).
  • Si tiene síntomas de una infección de oído (se jala/soba las orejas y/o llora al succionar).
  • Si tiene los ojos llorosos.
  • Si está demasiado irritable o somnoliento, o si ha cambiado significativamente sus hábitos alimenticios o de dormir.
  • Si sus síntomas empeoran después de 5 a 7 días, o si continúa con síntomas de resfriado después de 14 días.

 

Comentarios

IR ARRIBA