Publicidad

¿Puedo ponerle un horario de comida a mi bebé?

Por: Gabriela Lara Corsalini

Fuente: Redacción

¿Puedo ponerle un horario de comida a mi bebé?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Una de las tantas preguntas que la mamá primeriza se hace durante los primeros meses de vida de su bebé. ¡Checa la respuesta!

Temas Relacionados

Mamá y Bebé, El Bebé

 

Lee más de Gaby en @GabyLCorsalini

Acaba de llegar al mundo tu bebé y ya lo amas con locura, pero ¡lo que no darías por una hora de sueño!

¿Será bueno ponerle un horario de comida? ¿Podrá acostumbrarse?

De acuerdo con expertos en el tema, el bebé recién nacido debe ser el que decida cuándo y cuánto comer, así que tristemente esas anheladas horas de sueño tendrán que esperar algunos meses.

Sin embargo, conforme pasa el tiempo te irás dando cuenta de que tu bebé poco a poco empieza a tener un horario propio, comiendo cada 2 a 3 horas los primeros meses e incrementando este tiempo entre comidas conforme va creciendo. Así que ¡no todo está perdido!

Mientras esos días llegan puedes ir ayudando poco a poco a tu bebé a que se acostumbre a seguir una rutina. Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Apunta

Los primeros días será un poco complicado, pero conforme pasen las semanas trata de ir apuntando los horarios en los que tu bebé come y duerme, así te será más fácil encontrar un patrón.

Adelántate

Cuando descubras el patrón de tu bebé (cada cuántas horas le da hambre, a qué hora empieza a tener sueño, etc.) adelántate un poco a su necesidad. Acuéstalo cuando empiece a mostrar señales de cansancio y aliméntalo cuando notes que comienza a incomodarse. Esto te ahorrará horas y horas de llanto excesivo.

Relájate

Tratar de poner a un bebé en un horario estricto es muy complicado y puede ocasionar más estrés que aliviarlo, así que relájate. Es normal para un bebé atrasarse o adelantarse a su "horario" hasta por 2 horas, así que en lugar de pensar en horas exactas piensa en rangos de un par de horas.

Crea una rutina

Los bebés pueden llegar a tener problemas para distinguir entre el día y la noche. Ayuda al tuyo a que no quiera despertarse y jugar a las 3 de la mañana haciendo, desde el primer día, una rutina para antes de dormir. Un ejemplo puede ser: bañarlo, darle leche o fórmula, leerle un cuento o cantarle una canción de cuna y apagar las luces. También puede ayudar el mantener su cuarto completamente a oscuras cuando duerme por la noche y no tan oscuro cuando toma siestas durante el día.

Conócelo

Pasar tiempo con tu bebé es la mejor forma de conocerlo, saber qué le gusta, qué no le gusta y entender esas pequeñas señales que te ayudarán a comunicarte con él. Así poco a poco tus horas de sueño se incrementarán y tu relación con tu bebé será increíble. ¡Disfrútalo!

Comentarios

IR ARRIBA