Publicidad

Baja talla en niños: ¿Cómo se puede detectar y prevenir?

Por: Ingrid Landín Larios

Fuente: esmas.com

Baja talla en niños: ¿Cómo se puede detectar y prevenir?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Hay varias hormonas involucradas en el crecimiento, conócelas

Temas Relacionados

salud pública

La baja talla en niños es un problema grave de salud que debe detectarse a tiempo para poder obtener el tratamiento adecuado de acuerdo a cada situación.

En México, según la ENSANUT 2012, la prevalencia de baja talla en niños menores de 5 años es del 13.6%. Esta cifra ha bajado a la mitad desde la Encuesta Nacional de Nutrición que se hizo en 1998. A pesar de eso, es muy importante que se siga dando un tratamiento adecuado y que se considere por padres y madres a la hora de llevar a sus hijos al pediatra.

Entrevista con la Dra. María Dolores Rodríguez y la Dra. Ana Keselman

Para realizar esta nota tuvimos la oportunidad de entrevistar a la Dra. María Dolores Rodríguez y la Dra. Ana Keselman, a quienes agradecemos por su tiempo. Ambas especialistas en Endocrinología Pediátrica y nos explicaron más acerca de la baja talla en niños y de los tratamientos adecuados.

¿Cuáles son las principales razones por las que un niño puede tener una baja talla?

La mayoría de los niños tienen un crecimiento normal, sin embargo existen algunos motivos por los cuales algunos niños pueden tener una baja talla en comparación a otros niños de su edad. Algunos de estos motivos son:

- Baja talla de la madre o el padre.

- Enfermedades o patologías que pueden alterar el crecimiento de los niños, como las enfermedades crónicas, enfermedades renales, falta de hormonas relacionadas con el crecimiento de los niños, entre muchas otras.

¿Cuáles son las principales hormonas involucradas en el crecimiento de los niños?

Las hormonas no suelen ser generalmente las únicas culpables de la baja talla de los niños, pero sí tienen un papel muy importante en el crecimiento.

Una de las hormonas más importantes es la hormona del crecimiento y la falta o disminución de esta hormona pueden provocar problemas en el crecimiento de los niños. La hipófisis o glándula pituitaria es la encargada de segregar la hormona del crecimiento. La función principal de esta hormona es promover el crecimiento de los tejidos y huesos. Cuando hay una carencia de esta hormona, se puede desarrollar el enanismo y cuando hay un aumento se puede desarrollar el gigantismo.

Otras hormonas que pueden afectar el crecimiento de los niños y provocar una baja talla son las que se producen en la glándula tiroides como la hormona estimulante de la tiroides (TSH) y la hormona tiroidea.

Alguna falla en la glándula suprarrenal o la administración de corticoides en niños, también pueden producir una detención del crecimiento.

¿Cuál es la edad más vulnerable en la que los niños pueden desarrollar problemas en su crecimiento?

Los niños pueden desarrollar una baja talla a cualquier edad mientras estén en crecimiento. Los niños dejan de crecer cuando se cierra la epífisis (los extremos de los huesos largos), que generalmente ocurre en la pubertad debido a las hormonas sexuales que se producen en esta etapa.

La forma en la que los papás se dan cuenta de que su hijo puede tener baja talla sucede cuando entra a la escuela y lo comparan con otros niños de su edad. También, en la visita al médico pediatra, el doctor puede darse cuenta e iniciar con un tratamiento.

¿Cuál es el tratamiento ideal para estos niños?

El tratamiento de la baja talla depende de la causante del problema. Lo primordial es tratar la enfermedad o padecimiento que puede estar causando los problemas en el desarrollo del niño para que deje de afectar.

En el caso de que sea por una mala alimentación, el tratamiento se llevará con una dieta correcta realizada por un especialista y pueden ser necesarios también los suplementos de vitaminas y minerales.

En el caso de que la baja talla se deba a una deficiencia de la hormona del crecimiento, se deberá inyectar esta hormona para que el niño aumente su talla.

¿Cuáles son los principales problemas para que el niño no se apegue al tratamiento?

Depende del tratamiento para la baja talla. En el caso de las hormonas, por ejemplo, el tratamiento es inyectado y eso no les gusta a los niños. Cuando los niños son pequeños, la inyección la hace alguna persona mayor y es más fácil que se apegue al tratamiento. Pero cuando los niños crecen y son ellos los que se inyectan, es más probable que se les olvide o que decidan no hacerlo, y como la hormona del crecimiento se debe inyectar en la noche, ya que es cuando más se produce, los niños pueden olvidar inyectarse con mayor facilidad.

Entre más fácil es el tratamiento a seguir,  más fácil será la adherencia y se podrá corregir la baja talla, como la solución líquida de la marca Saizen.

¿Qué se puede hacer para prevenir la baja talla en niños?

Lo principal es prevenir la obesidad, las infecciones con vacunas y tener un control del peso y la talla con el pediatra para observar la evolución del niño. Los niños necesitan ir al pediatra para el control del crecimiento hasta que terminan de crecer.

Consulta a tu pediatra.

Comentarios

IR ARRIBA