Publicidad

¡Mamá! ¡Nadie me entiende!

Por: John Moreno

Fuente: Cortesía

¡Mamá! ¡Nadie me entiende!

Foto: Thinkstock/GettyImages

Aprender a comunicarse y expresar sus sentimientos, es una de las claves de la felicidad para tu hijo

Síguenos en twitter.com/Esmas_Mujer

 

Lograr que tu hijo aprenda a comunicarse y decir lo que siente, es un reto difícil para todas las mamás. ¿Qué habilidades tienes que ayudarle a desarrollar para que pueda comunicarse eficazmente? Las habilidades lingüísticas. Se trata de la capacidad de utilizar eficazmente las palabras, ya sea de forma oral o escrita, y está ligado a la capacidad para manejar la estructura del lenguaje, también conocida como sintaxis, los sonidos de las palabras, la semántica o significado de las palabras y los usos prácticos tanto del lenguaje oral como escrito.

Los beneficios de desarrollar estas habilidades en tu hijo son que:

  • Pueden expresar de manera clara sus sentimientos y pensamientos.
  • Son capaces de relacionar ideas y convertirlas en palabras.
  • Logran comprender significados completos y pueden escribir y debatir al respecto.
  • Comprenden los textos verbales.
  • Desarrollan el gusto por la lectura.
  • Son capaces de leer con fluidez.
  • Se hacen sensibles a sonidos fonológicos y memoria visual y auditiva, para recordar palabras, frases y textos.

 

¿Cómo saber si mi hijo tiene habilidades lingüísticas?

Puedes detectarla a partir de sus primeras palabras. En este sentido, tanto la cantidad de vocabulario que utilice como su capacidad para pronunciarlo dependerá del entorno en que se desarrolle y crezca, sin olvidar que en la escuela, al igual que en la vida diaria, utilizamos nuestro lenguaje oral o escrito con un objetivo: expresar ideas, informar, comunicar sentimientos, experiencias, reflexiones, relacionarnos con los demás, profundizar y transformar los conocimientos.

¿Cómo estimular las habilidades lingüísticas en tu hijo?

  • Acércalo a la lectura. Para ello, puedes hacer uso de libros que incluyan grabaciones que acompañen la lectura, ya que la utilización de este tipo de materiales resultarán estimulantes para él.
  • Platica con él. Entabla conversaciones con tu hijo, preguntándole, por ejemplo, cómo le fue en su día, qué le gustaría comer hoy, por qué le gustaría esa comida y no otra, qué actividad le gustaría hacer el fin de semana o qué ropa le gustaría ponerse mañana.
  • Compartan experiencias en conjunto. Muestra un verdadero interés por las actividades de tu hijo y compartan juntos sus experiencias, ya sean buenas o malas; esto, sin lugar a dudas, le ayudará a desarrollar su forma de comunicación y su expresión oral.
  • Fomenta la escritura en él. Lo puedes hacer de forma muy simple y casi imperceptible. Puedes realizar actividades sencillas con él, tales como, pedirle que redacte cosas simples como la lista de las compras o un resumen de su programa favorito de televisión, un recado para su papá, etc. Esto lo mantendrá motivado a expresarse de forma escrita, ya que será capaz de establecer relaciones significativas entre lo que puede ver, hacer y saber, a través del  medio escrito.

 

De esta forma, a medida que tu hijo crezca y se desarrolle, podrás percibir claramente cómo su inteligencia lingüística también mejora y se amplía e, incluso, podrás detectar si presenta una inclinación hacia este tipo de inteligencia. Si es así, seguramente disfrutará de realizar actividades relacionadas con la comunicación de sus ideales o expresión, ya sea oral o escrita.

Recuerda que una forma de reconocer el desarrollo de las competencias lingüísticas en los niños es a partir de las actividades que puedan realizar dentro de su entorno, ya que si su contexto de crecimiento es favorecedor, seguramente desde pequeños, desarrollarán una serie de acciones como: el gusto por actividades relacionadas con la lectura y la narración de cuentos, una "buena" expresión tanto en forma oral como escrita, la facilidad de expresar pensamientos y sentimientos por medio del uso del lenguaje, el gusto por la escritura, la capacidad de aprender a partir de aquello que ha escuchado o leído, la memorización de letras, palabras, nombres o frases y la facilidad para el aprendizaje de otros idiomas y la asociación de ideas, entro otros.

Agradecemos a John Moreno, Coordinador de tecnología educativa de Amco, líder en investigación, desarrollo e implementación de metodologías educativas, por las facilidades otorgadas para la realización de este artículo. Para más información visita: www.amco.me.

¿Qué libros recomiendas para que los niños empiecen a leer?

Comentarios

IR ARRIBA