Publicidad

¡Sin miedo! Atrévete a descubrir el "Punto G" masculino

Por: Redacción

Fuente: Televisa.com

¡Sin miedo! Atrévete a descubrir el

Foto: GETTY IMAGES

Los hombres no se quedaron atrás cuando del `Punto G´ femenino se comenzó a hablar. Ellos también lo tuvieron que hacer

Temas Relacionados

Sexo, Sexo y pareja, Viernes de sexo

El "Punto G" es un término que comenzó a utilizarse a principios de los años 80, como lo aseguró una investigación publicada en el 'American Journal of Obstetrics & Gynceology'.

En las mujeres sabemos que las glándulas de Skene, que se encuentran en la pared que antecede a la vagina, alrededor del orificio externo de la uretra, son consideradas el `Punto G´ femenino.

Descubre el país en el que el condón no le queda a los hombres

Mujer y hombre teniendo sexo entre sabanas

Foto: Getty Images.

En el 2001 el Comité Internacional Federativo de Terminología Anatómica aceptó que las glándulas de Skene podían considerarse como la ´próstata femenina´.

Es así como de manera fácil podemos ahora entender cuál es el ´Punto G´ de los hombres, también conocido como el ´Punto P´. En efecto, es la próstata de los varones, una de las zonas más sensibles del cuerpo masculino.

Las que más tuercen: 3 posiciones sexuales que pueden fracturar el pene

¿Cómo se llega a la zona de placer?

Mujer dando placer a hombre

Foto: Getty Images.

En el exterior es aquella zona de la piel que se encuentra entre el ano y los testículos, mejor conocida como el perineo.

"Karezza": La técnica sexual para los que ya están cansados de lo mismo

Por dentro también se puede llegar

Por dentro la encargada se llama la glándula prostática, mejor conocida como la glándula culpable de producir la mayor parte del semen, pero también una de las zonas erógenas más sensibles.

Puedes buscar la próstata unos 7 cm dentro de su ano, cerca de sus genitales. Es aproximadamente del tamaño y la forma de una nuez.

¡A romper la vajilla!: Ideas para tener sexo en la cocina

Pues ya lo sabes, ya conoces el camino que puede parecer extraño para muchos hombres, pero científicamente está comprobado es el camino para descubrir su "Punto G", aquel que vuelve loco al caballero.

Comentarios

IR ARRIBA