Publicidad

Relacionan consumo de alcohol y violencia

Por: Redacción

Fuente: NOTIMEX

Relacionan consumo de alcohol y violencia

Foto: Thinkstock/GettyImages

La adicción al alcohol, sustancia cuyo consumo no esta prohibido, es una de las causas más importantes de la violencia, tanto en el orden público como en el privado, coincidieron especialistas convocados por la CDHDF

Tras la proyección de la cinta 'Somos guerreros', en la que se aborda este tema y que fue objeto de un intenso debate entre los asistentes, quedó claro que este problema no es exclusivo de los hombres, sino que afecta casi en la misma proporción a las mujeres.

El director del Centro de Ayuda al Alcohólico y sus Familiares, del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, Mario Torruco, señaló que la tolerancia que algunas personas tienen al alto consumo del alcohol les provoca una separación progresiva de la realidad y complica su comunicación con sus familiares.

Detalló que la ingesta excesiva de alcohol impide a las personas, a veces sin que lo noten, cumplir con las acciones básicas de su vida cotidiana, pues comienzan a despreocuparse de su entorno y dejan de lado valores como la fidelidad, el respeto y la seguridad familiar.

A su vez, Luciana Ramos Lira, investigadora del mencionado instituto, puntualizó que la violencia no sólo se manifiesta a través del maltrato físico, sino también en otras conductas de abandono y desinterés.

En un comunicado de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), la especialista comentó que si bien el alcohol es una de las causas más importantes de la violencia, también está la creación de los estereotipos.

Entre esas imágenes erróneas que crean esta la de una masculinidad excesivamente violenta que se utiliza para explicar y justificar actos violentos, tanto en el orden público como en el privado, explicó Ramos Lira.

Por su parte, Fernando Bolaños Ceballos, especialista de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), recalcó que el alcoholismo es una adicción que afecta a hombres y mujeres por igual y genera una cultura de uso y abuso que afecta la convivencia social y familiar.

El consultor independiente de la UAM aseveró que con ello se generan condiciones de distorsión que explican las frustraciones en función de la clase social y condiciones socioeconómicas de cada afectado.

El alcohol genera malestares mentales y abusos de género, que explican en buena medida la persistencia del fenómeno de la violencia familiar, subrayó.

Comentarios

IR ARRIBA