Publicidad

El showcar Audi prologue: el comienzo de una nueva era de diseño

Por: Redacción

Fuente: Cortesía

El showcar Audi prologue: el comienzo de una nueva era de diseño

Foto: Cortesía

Audi presenta en el Showcar de Los Ángeles el prototipo del Audi prologue que destaca por su espectacular diseño

Temas Relacionados

autos

Audi da sus primeros pasos en una nueva era de diseño: Marc Lichte, jefe de Diseño de la marca, presenta en el Salón del Automóvil de Los Ángeles el prototipo Audi prologue. Con este gran coupé, Marc Lichte da a la marca Audi una nueva orientación creativa.

Marc Lichte describe el carácter del showcar de la siguiente manera: "Audi es sinónimo de deportividad, de construcción ligera y de tracción integral permanente quattro. El Audi prologue reúne todo este know how en una nueva envoltura: hemos creado el automóvil más deportivo del segmento de lujo. Nuestro equipo ha innovado tanto en el diseño exterior como en el interior."

Audi Design pasa a ser una expresión aún más clara de la moderna tecnología.

El coupé de dos puertas tiene un diseño elegante y fluido, al mismo tiempo es deportivo y tenso; sus formas y líneas son inconfundibles e incorporan distintas ideas nuevas. En su interior se fusiona la arquitectura con el concepto de indicación y manejo para dar lugar a una novedosa unidad. Todo el frontal del tablero de instrumentos se ha convertido en un gran display táctil, y parte del manejo se lleva a cabo a través de un novedoso display OLED compuesto por diodos luminosos orgánicos.

La tecnología del showcar aúna rendimiento, confort y eficiencia. El 4.0 TFSI entrega hasta 605 hp  y 750 Nm de par motor, y acelera al Audi prologue en 3.7 segundos de los 0 a los 100 km/h. La dirección dinámica a las cuatro ruedas, permite que las ruedas traseras puedan girar hasta cinco grados, lo que convierte al gran coupé en un vehículo extremadamente manejable y estable en marcha.

Proporciones armoniosas: el exterior

Con 5.10 m de largo, 2.94 m de distancia entre ejes, 1.95 m de ancho y 1.39 m de alto, el Audi prologue es más corto y plano que uno de los actuales A8* de fabricación en serie. En su parte frontal domina una parrilla Singleframe que se ha integrado en la arquitectura del automóvil y que incorpora los cuatro aros. La gran parrilla del radiador es mucho más ancha y se encuentra más baja que en los actuales modelos de la serie. Su marcado carácter horizontal dibuja una imagen de poderoso dinamismo. Las barras transversales están estructuradas mediante un elegante diseño de rombos, y sus extremos están divididos.

Los faros, en forma de cuña ancha y plana, sitúan sus esquinas sobre la parrilla Singleframe. Presentan la tecnología láser Matrix de alta definición: una innovación de Audi que abre nuevos horizontes en el diseño de faros y permite la incorporación de funciones completamente nuevas. El faro está compuesto por un lente de proyección con una fuente luminosa láser; generando una matriz que ilumina toda la calle con una gran definición. Debajo de este elemento flotan cinco lentes de plástico que reciben alimentación a través de un haz de fibras de vidrio y que están envueltas en una sutil estructura de construcción ligera; con ellas se ensancha aún más la luz de carretera. Gracias a la nueva tecnología láser, los diseñadores de las luces han conseguido crear una forma similar a un ojo, que es además extremadamente ligera, compacta y elegante.

La genética Audi quattro a la vista de todos

Las nuevas formas plásticas de las entradas de aire situadas debajo de los faros; además de ser muy llamativas, están provistas de rejillas en diseño de rombos en su interior. Un blade de trazo dinámico, separado claramente de la defensa mediante una ranura, provoca asociaciones con el deporte del motor. Incorpora dos spoilers adicionales de color negro que hacen que el showcar parezca más poderoso y ancho sobre el asfalto.

Con su fluida silueta, la perspectiva lateral ilustra el ímpetu de avance del Audi prologue. Las equilibradas proporciones relazan por igual la rueda delantera y la trasera, una clara referencia a la genética quattro de Audi. Los robustos rines de 22 pulgadas montan neumáticos del formato 285/30. Sus diez radios en forma de Y que giran sobre sí mismos resultan refinados, tridimensionales y robustos.

Los cantos sobre los pasos de rueda recuerdan al Ur-quattro

Un aspecto característico del Audi prologue es la protuberante zona de cintura sobre las ruedas delanteras y traseras. Como ya hacía el blister del Audi Ur?quattro de los años 80, ponen de manifiesto el sistema de tracción quattro, aunque en este caso los cantos no se encuentran sobrepuestos, sino que se han integrado con fluidez en la arquitectura básica. Desde una perspectiva lateral, constituyen dos suaves curvas por encima de las ruedas, que interrumpen la línea de cintura que transcurre algo más baja entre las ruedas.

Las aletas, las puertas y las piezas laterales traseras están musculosamente arqueadas. La zona inferior de las puertas forma una profunda garganta que a medida que se acerca a la parte trasera se va elevando; se trata de un motivo que enlaza con el tema de diseño de las entradas de aire. Los refuerzos están dirigidos hacia dentro; los faldones de color negro brillante son la continuación del spoiler delantero. Todas las líneas y superficies del showcar Audi prologue están lógicamente relacionadas entre sí, como ya es habitual en Audi.

Componentes de aluminio en calidad artesanal

Los retrovisores exteriores son pequeñas esculturas de aluminio: la carcasa del retrovisor en forma de cuenco constituye una fluida transición hacia la moldura del hueco de la ventanilla. En ésta se encuentran también las superficies de los sensores para la apertura de la puerta. Las puertas sin manijas se abren de forma electromecánica tras tocar las superficies iluminadas de los sensores.

La rígida carrocería multimaterial del Audi prologue se compone de aluminio y de acero de máxima resistencia. Un marco de aluminio pulido y mate rodea las ventanillas. En el extremo de la plana cúpula del techo, dicho marco termina en una superficie de aluminio maciza; su acabado es todo un ejemplo de la calidad artesanal de Audi y permite bajar la ventanilla pese a la presencia del poste C. Esta zona integra en el lado derecho del showcar la tapa del depósito. Posee un mecanismo de apertura eléctrico y se sumerge por completo en el poste C tras activarla a través del pulsador del habitáculo. Un cierre sin cubierta proporciona un mayor confort a la hora de cargar combustible. La pintura Gris Diva claro, un nuevo tono efecto perla, resulta cálida y elegante.

La defensa trasera empuja a todo el vehículo

También la  defensa trasera del Audi prologue rompe con lo convencional. Se inclina en la dirección de marcha, y desde una perspectiva lateral y trasera recuerda a un lujoso yate; la junta en forma de hoz entre el panel lateral. El borde de la tapa de la cajuela, en forma de discreto spoiler, es una continuación de la línea blister procedente del panel lateral. Entre los postes C se arquea la luneta trasera de forma cóncava hacia el interior; esto permite cargar cómodamente el vehículo a través de una puerta trasera independiente. De este modo el Audi prologue combina las propiedades positivas de un sedán con las ventajas estéticas de un coupé.

En el diseño poco convencional de los grupos ópticos traseros LED con cristal 3D, la nueva luz trasera se beneficia de todas las ventajas del nuevo diseño, extendiéndose a lo largo de toda la parte trasera del automóvil. Finalmente, ilumina el marco del cuerpo 3D. Finas líneas en el cristal 3D parecen flotar en mitad de las luces. La luz de freno se encuentra profundamente en el interior. Al frenar se ilumina también de forma adicional la base del cuerpo 3D, lo que hace que la luz parezca dirigirse hacia la persona que la mira. Este diseño en diferentes niveles y el cambio entre las funciones de iluminación en 2D y 3D permiten experimentar en los grupos ópticos traseros un dinamismo completamente nuevo.

Debajo de la defensa se encuentra un difusor realizado en aluminio anodizado negro; como el blade del frontal, se extiende como un cuerpo independiente claramente contrastado a lo largo de la trasera del automóvil. El difusor integra dos entradas de aire trapezoidales que se corresponden con los grupos ópticos traseros y que alojan el sistema de escape.

Lujoso e innovador: interior y concepto de manejo

El espacioso interior del Audi prologue parece un lujoso salón. Está basado en el Gran Turismo y permite tanto una conducción deportiva como viajar de un modo relajado. La interfaz se adapta visualmente al correspondiente estilo de conducción. El espacio interior supone el inicio de una nueva era en Audi en la que la arquitectura se funde en una sola unidad con el concepto de manejo. Las superficies para la indicación y el manejo se han integrado de un modo innovador en el tablero de instrumentos y en la consola del túnel central, mientras que el infotainment establece el diálogo entre el conductor y el acompañante.

El coupé de cuatro plazas recibe a sus pasajeros con una discreta amabilidad.

  • El "Butler", un innovador software inteligente, los identifica a través de sus smartphones y ajusta los asientos y el aire acondicionado según sus gustos.
  • El sistema también ofrece propuestas en lo que respecta a la música y a la planificación de rutas, basadas, como no, en las preferencias del propietario.
  • El Easy Slot System, una evolución del Audi phone box, se encuentra bajo una cubierta en la consola central. Un mecanismo especial conecta los smartphones de los pasajeros con el infotainment de a bordo y los carga.

Generosa amplitud en el interior

Líneas tensas y fibrosas, esbeltos cuerpos geométricos aportan al interior un carácter de ligereza. Con una orientación estrictamente horizontal, sin interrupción alguna, el tablero de instrumentos resulta ligero y elegante, al tiempo que realza su generosa amplitud. El tablero de instrumentos tendrá la capacidad de hundirse en dos niveles. El nivel superior se sitúa como un techo sobre el Audi virtual cockpit future, una evolución del Audi virtual cockpit, y la banda de difusores de aire. Forma además parte del wrap-around, el gran arco que abraza al conductor y al acompañante.

Un segundo wrap-around une la parte delantera con la parte trasera del interior y puede verse muy bien ya desde el exterior. La consola central con su abertura parece flotar, al igual que los asientos delanteros, cuyos rieles están montados en el túnel y en las taloneras. En estado de reposo, los reposacabezas de los dos asientos individuales traseros se encuentran sumergidos; emergen automáticamente cuando el pasajero accede al vehículo con ayuda de la función eléctrica Easy Entry.

Al activar el equipo de música, de la bandeja de la cajuela emerge un novedoso spoiler acústico para desplegar de forma óptima el sonido Premium típico de Audi en el automóvil.

Todo el frontal del tablero de instrumentos se convierte en display

En la elegante arquitectura se ha insertado un concepto de indicación y de manejo radicalmente nuevo. El frontal del tablero de instrumentos se ha diseñado por completo como superficie de visualización e integra tres displays táctiles. Con el display orientado al conductor a la izquierda del volante se pueden manejar las funciones correspondientes a las luces y a los sistemas de asistencia. La unidad de manejo derecha, también orientada al conductor, contiene los mandos de los medios. El acompañante, por su parte, tiene delante una pantalla ancha integrada por completo en el tablero de instrumentos con la que puede controlar de forma individual y cómoda sus funciones de entretenimiento.

El novedoso display del acompañante permite por primera vez una interacción digital entre conductor y acompañante. Basta con que el pasajero realice un movimiento de barrido para poner a disposición del conductor en su display rutas pre configuradas e incluirlas en el Audi virtual cockpit future.

En la consola del túnel central hay un cuarto display táctil adaptado de forma flexible y ergonómica al conductor para la climatización, la entrada de texto y otros ajustes del vehículo. Está compuesto básicamente por una finísima lámina OLED flexible (OLED: organic light emitting diodes, diodos luminosos orgánicos) y muestra imágenes extremadamente nítidas y ricas en contrastes. En estado de reposo, el display OLED se integra en la consola central quedando plano y casi invisible. Al arrancar el automóvil, el display se levanta. La curvatura garantiza una distancia constante entre la pantalla y la mano y con ello una mejor ergonomía. Mientras se maneja el display, la muñeca descansa sobre la palanca baja de selección del tiptronic de ocho relaciones.

Los diseñadores también han rediseñado la palanca shift-by-wire, que ahora se encuentra discretamente integrada en la consola central. A la izquierda y a la derecha del elemento soporte de la consola se han montado los portabebidas y los smartphone slots, debajo de una cubierta.

El Audi virtual cockpit future muestra gráficos en tres niveles

El Audi virtual cockpit future nos permite echar una mirada al futuro del cockpit digital: los displays de alta resolución y tres espejos generan un escenario virtual con tres niveles, un fascinante espectáculo con efecto plástico. En la vista de navegación, el primer nivel presenta la información más importante sobre la conducción; los niveles dos y tres crean el efecto plástico en el cockpit. Mediante el escalonamiento en diferentes niveles, la información para el conductor se estructura mejor y se puede entender más fácilmente. Los contenidos y los colores del Audi virtual cockpit future varían en función del estilo de conducción; si el estilo es deportivo, los indicadores cambian al modo deportivo con una particular puesta en escena de la información relevante, como el número de revoluciones, las temperaturas o la presión de sobrealimentación.

Todos los detalles del interior del Audi prologue evidencian su exclusivo carácter. Un embellecedor perforado de exquisito acabado cubre la banda de difusores de aire. Si el conductor sube la potencia del climatizador, el embellecedor se desplaza hacia abajo.

Los radios del volante están formados por una gran inserción de aluminio, que combina con las molduras en los displays y en los tiradores de cierre de las puertas. Todas las aplicaciones de aluminio son un ejemplo de perfección artesanal: sus superficies son mate, y los cantos están pulidos, con lo que se genera un delicado contraste entre los grados de brillo.

Materiales naturales transportan un nuevo lujo

Para los diseñadores de Audi encargados del ámbito Color & Trim, la naturalidad es el nuevo lujo, todos los materiales en el showcar fascinan por su autenticidad. Las superficies y los respaldos de los asientos, el tablero de instrumentos, la consola en el túnel central y los reposabrazos se han tapizado en cuero "Passion" de tono claro; se trata de un nuevo tipo de cuero suave que respeta las características naturales de la piel.

La parte trasera de los asientos y los revestimientos laterales traseros se han cubierto con suave cuero Nubuck, también en un color claro. En el tablero de instrumentos, el nivel inferior revestido en color marrón grisáceo aporta un toque especial. El wrap-around se ha recubierto con cuero "Passion" oscuro; aquí y en otras muchas zonas, las molduras de aluminio contrastan con embellecedores realizados en chapa de madera de olmo con poro abierto de color gris plata.

Deportiva a la par que confortable: la tecnología

El 4.0 TFSI, que ocupa el vano motor como una obra de arte técnica, genera 605 hp y 700 Nm de par motor; en el modo overboost, que el conductor puede activar durante 15 segundos aproximadamente, el par motor se incrementa hasta los 750 Nm. El sonoro V8 biturbo catapulta al dos puertas, que pesa en vacío 1,980 kilogramos, hasta los 100 km/h, con salida parada, en 3.7 segundos.

El consumo medio del showcar se limita a 8.6 litros a los 100 kilómetros, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de 199 g/km. Esta elevada eficiencia se debe también a una nueva red de a bordo parcial de 48 V; una tecnología que Audi está a punto de lanzar en la serie. La red de 48 V alimenta a un potente alternador de arranque por correa que convierte al sistema de propulsión en un híbrido parcial y que obtiene en fases de deceleración una potencia de recuperación de hasta 12 KW. Un tiptronic de ocho velocidades traslada las fuerzas del motor a la tracción integral permanente quattro, que colabora estrechamente con la gestión del par individual para cada rueda.

La suspensión de las ruedas: nueva construcción de cinco brazos

En el tren de rodaje, la adaptive air suspension sport (la suspensión neumática con amortiguación regulada) ofrece una amplia gama de posibilidades entre una rodadura suave y una maniobrabilidad deportiva y firme; además varía la altura libre sobre el suelo del showcar en varios niveles. Tanto el eje delantero como el trasero se han realizado como construcciones de cinco brazos. Los grandes discos de freno de cerámica reforzada con fibra de carbono desaceleran al showcar con fuerza. Los frenos de las ruedas delanteras de 20 pulgadas montan pinzas fijas de seis pistones.

Un elemento destacable en el ámbito tecnológico del Audi prologue es la dirección dinámica a las cuatro ruedas, que incrementa el dinamismo en marcha y el confort de marcha mediante una combinación inteligente de la dirección dinámica y la dirección a las cuatro ruedas. El conductor dispone así de un automóvil con una maniobrabilidad extremadamente buena. A bajas velocidades, dicha maniobrabilidad se caracteriza por una elevada agilidad y ligereza. A velocidades elevadas, los ingenieros han mejorado la respuesta y han conseguido así una gran estabilidad del vehículo.

En conjunto, la dirección dinámica a las cuatro ruedas con ángulos de giro de hasta cinco grados en el eje trasero facilita las maniobras al estacionarse, proporciona un comportamiento en marcha preciso y deportivo al circular por carreteras, y un comportamiento de giro majestuoso y confortable en autopista.

@luzcameraz

Comentarios

IR ARRIBA