Publicidad

Enséñales a tus hijos la importancia de ahorrar dinero

Por: Redacción

Fuente: Cortesía

Enséñales a tus hijos la importancia de ahorrar dinero

Foto: Cortesía

Temas Relacionados

Tips, Finanzas Personales

Mientras más temprano les expliques a tus hijos el valor del dinero y la importancia de ahorrarlo, mejores hábitos financieros desarrollarán en el futuro. Encuentra aquí 8 prácticos tips para enseñarlos poco a poco y con un lenguaje adaptado a su edad.

Tip #1. El dinero se gana trabajando. A los niños hay que explicarles, desde que son pequeños, de dónde sale el dinero y el esfuerzo que cuesta ganarlo. Pero asegúrate de impartirles estas enseñanzas gradualmente y en un lenguaje que puedan entender según su edad. No es lo mismo hablarle a un niño de 4 años que a uno de 9. Diles que papá y mamá salen a trabajar todos los días para ganar el dinero que necesitan para pagar la casa, la comida, los uniformes escolares, el auto, etc.

Tip #2. Págales por el trabajo que hacen en casa. Para que ellos sepan valorar el dinero desde pequeños, en vez de darles una suma semanal para "sus gastos", haz que se lo ganen.  Por ejemplo, a los más pequeños, págales por recoger sus juguetes y hazlo con monedas. A los mayores, dales otros tipos de trabajos: arreglar sus camas y sus cuartos, ayudar a cortar el césped, fregar los platos, recoger la mesa, etc. Prepara una lista semanal de trabajo para cada niño y anota lo que ganarán por realizar cada tarea. Págales el domingo entregándole a cada uno su dinero dividido en dos sobres: un sobre con el dinero para gastar y otro sobre con el dinero para ahorrar.

Tip #3. Enséñales el valor de las monedas, los billetes y el "plástico". Organiza juegos en los que les puedas enseñar la diferencia entre monedas y billetes. Busca también varias tarjetas plásticas y ponle a cada una etiquetas con diferentes nominaciones: $10, $20 o $50 explícales que ese "plástico" es dinero, y que deben cuidarlo de la misma manera que lo harían con los billetes.

Tip #4. Cuando el dinero se acaba... se acaba. Los niños deben saber que el dinero es limitado. Si quieren usar todo lo que ganaron trabajando, incluyendo sus ahorros, para comprar un juguete costoso o el aparato electrónico que está de moda, deben estar conscientes de que se quedarán sin nada. Explícales lo incorrecto de esa decisión, porque cuando el dinero se acaba, ¡se acaba! Deben aprender a esperar para adquirir lo que desean cuando tengan el dinero suficiente como para mantener sus ahorros intactos. La gratificación instantánea no está permitida.

Tip #5. Enséñalos a preparar un presupuesto. De acuerdo a la paga mensual que reciban de sus padres, los niños deben crear un presupuesto. No tiene que ser algo complicado, ni demasiado estricto. Se trata simplemente de anotar el dinero que ganan y distribuirlo adecuadamente para sus gastos mensuales. Revisa con ellos ese presupuesto una vez al mes para que veas en qué y cómo lo gastan. Si notas compras innecesarias y superfluas, explícales el error que están cometiendo. Ayúdalos a controlar mejor su dinero.

Tip #6. Explícales la importancia del "plástico". Los niños observan todo lo que hacen sus padres. Cuando te ven pagando un artículo con una tarjeta de crédito, ellos piensan que ese pedazo de plástico es la varita mágica que lo resuelve todo. En tus manos está ayudarlos desde temprano a comprender la importancia del crédito y la manera adecuada de manejarlo. Explícales que el "plástico" no se utiliza para comprar lo que no podemos pagar, porque conduce a algo muy peligroso que se llama "deuda".

Tip #7. Háblales de las ventajas de guardar dinero para emergencias. Diles que tener un "colchón" para gastos imprevistos es absolutamente obligatorio. Por lo tanto, el dinero ahorrado con este fin no debe tocarse bajo ningún concepto. Motívalos para hacer crecer esa cuenta de ahorro, explicándoles la tranquilidad y seguridad que da tener dinero guardado.

Tip #8. Predica con el ejemplo. Los niños observan y copian la conducta de sus padres. Así que cuando converses con ellos sobre temas financieros, diles cuánto ahorran papá y mamá mensualmente. Y si te lo piden, muéstrales el estado de cuentas de tu cuenta de ahorro, tu 401K o tu IRA. Los más pequeños no entenderán mucho, pero poco a poco captarán la enseñanza.

Enseña a tus niños a estar conscientes de los problemas económicos para que aprendan a ganarse el dinero, valorarlo y ahorrarlo. Recuerda que esto no se aprende en la escuela. Infórmate tú también para que encuentres otras buenas ideas que te ayuden a prepararlos bien para el futuro.

Comentarios

IR ARRIBA