Publicidad

Conoce los tipos básicos de seguros de vida

Por: Redacción

Fuente: Cortesía

Conoce los tipos básicos de seguros de vida

Foto: Cortesía

Temas Relacionados

Finanzas Personales

Básicamente son tres tipos: seguro de por vida, seguro universal de vida y seguro de vida de término. Aquí te explicamos qué son y cómo funcionan

· Seguro de por vida (Whole Life Insurance). Las pólizas de seguro de por vida te ofrecen protección a lo largo de toda tu vida y es un tipo de seguro de valor en efectivo. Este seguro te protege a ti y a tu familia de cualquier situación que se presente: pérdida de dinero/trabajo, costos de hipoteca, costos de la educación de los hijos o el deseo de dejar a tu familia protegida para el futuro.

Cómo funciona. El día que compras la póliza te calculan una prima que estará basada en tu edad en ese momento. Esta prima puede ser invariable o aumentar después de cierto tiempo, pero lo que esté programado en tu póliza se mantiene igual. Antes de abrir un seguro de por vida asegúrate de que serás capaz de pagar las primas en el futuro. Al principio la prima será más cara que lo que pagarías por una póliza de seguro a término, pero a medida que el asegurado envejece, si continúa con la póliza, la prima será menor. Una fracción del pago de tu prima será depositada para el crecimiento del valor en efectivo, otra para el beneficio por muerte y otra para gastos (comisiones y costos administrativos). No necesitarás renovar este tipo de seguro. Siempre que pagues la prima a su debido tiempo, el seguro seguirá estando en vigor.

· Seguro universal de vida (Universal Life Insurance). La ventaja principal del seguro universal de vida es su flexibilidad ya que te permite decidir la cantidad que quieres de seguro y las primas que te interesa pagar (estas estarán sujetas a mínimos de póliza). Además, el crecimiento del valor en efectivo cuenta con impuestos diferidos, bajo las actuales leyes de impuestos federales. Esta póliza te ayuda a proteger a tu familia, porque te da la posibilidad de pedir más préstamos o retiros de tu cuenta para tus necesidades personales, los gastos de la educación de tus hijos, etc.

Cómo funciona. La póliza estará en vigor mientras que el valor de esta sea suficiente como para pagar los costos y gastos de la póliza. El valor de la póliza es  "sensible a interés", lo que significa que varía de acuerdo con el clima de la economía en general.

El asegurado debe pagar una prima que sea lo suficiente alta como para asegurar que el valor de la póliza sea el adecuado para pagar el costo mensual de la póliza. La compañía aseguradora debe enviarte un reporte anual y debe notificarte si estás en peligro de perder tu póliza debido a insuficiente valor.

· Seguro de vida de término (Term Life Insurance). Este tipo de póliza es la menos costosa y menos complicada de todas, pero por lo general solamente ofrece beneficios por muerte. Es decir, si el asegurado muere durante el término de la póliza, su familia queda protegida al recibir el beneficio. Esta póliza no está diseñada para darte cobertura por toda tu vida y no funciona como ahorro.

Existen dos tipos de pólizas de seguro de vida de término: 1. Póliza temporal de vida renovable anualmente. Esta se basa en tu edad y se hace por el término de un año. Cada año, cuando renuevas la póliza, la prima se ajusta basándose en tu edad. 2. Póliza a término nivelado. Esta póliza se vende con términos de 5, 10, 15, 20, 25, 30 o más años. Generalmente algunas pólizas a término nivelado te garantizan que la prima se mantendrá igual durante dicho término. Sin embargo, lee bien la póliza, porque pudiera ser que sólo te garanticen que la prima no cambiará durante algunos años.

Cómo funciona. Este tipo de seguro de vida es muy ventajoso por sus buenos precios y porque te ofrece protección en el momento en que más lo necesitas: cuando eres joven y tienes niños, cuando estás pagando la hipoteca de tu casa o ahorrando para la educación de tus hijos. Como tú eliges el término, puedes ir renovando el seguro si lo crees necesario. Si llega un momento en que tu situación financiera es buena (tienes ahorros, tus hijos trabajan, etc.) que ya tu familia está suficientemente protegida, puedes dejar de renovarlo y ahorrarte el pago de las primas.

Recuerda siempre que en los portales de Internet de compañías aseguradoras con reputación encontrarás respuestas a tus preguntas. Infórmate bien antes de decidir.

Comentarios

IR ARRIBA