Publicidad

Factores que deben considerarse para una buena higiene del sueño

Por: Redacción

Fuente: Televisa.com

Factores que deben considerarse para una buena higiene del sueño

Foto: Cortesía

Descubre los factores para tener una buena higiene del sueño

Temas Relacionados

salud, Salud natural, Tu Vida

Para poder descansar es necesario cuidar el espacio para dormir, atender la higiene del sueño se refiere a todas las prácticas y hábitos que ayudan a tener un sueño reparador e incluye distintos aspectos como la comodidad de la almohada y el colchón, la temperatura de la habitación, orden del cuarto y el nivel de luz que entra al dormitorio, entre otros.

Para tomar la medidas de higiene del sueño apropiadas se deben de considerar diferentes factores, estos se dividen en cuatro grupos: son el ritmo circadiano, cambios fisiológicos con la edad, factores desencadenantes del estado de alerta o despertares y el consumo de sustancias.

Sealy duerme bien

Imagen: Cortesía.

1- Ritmo circadiano: El cuerpo tiene un ciclo natural que dura 24 horas, a lo largo de ese tiempo el sueño se va adecuando a la luz y oscuridad del día, durante este ciclo existe un fenómeno fisiológico que produce la sensación de somnolencia después de ocho horas después del episodio nocturno de descanso, por eso es común y recomendable una siesta de 15-20 minutos.

En cada persona existen variaciones al momento de dormir, es decir que no todas las personas necesitan la misma cantidad de horas de sueño, el periodo recomendado debe ser no menor de 7 horas pero no mayor de 9.

Las variantes también incluyen el tipo de personas, existen algunas que son capaces de permanecer despiertos hasta altas horas de la noche pero les cuesta mucho trabajo levantarse por la mañana y otros que necesitan dormir temprano para despertarse temprano por la mañana.

Otras variantes que deben considerarse son las condiciones estacionales, pues la luz y temperatura del ambiente influye en el ciclo del sueño.

2- Edad: Para poder valorar una correcta higiene del sueño es necesario conocer las necesidades que el cuerpo tiene según la etapa de la vida en la que se encuentre la persona, por ejemplo en la niñez los periodos de sueño son prolongados y va variando con el paso de los años. Después de los 40 años el sueño se vuelve más fragmentado.

3- Factores desencadenantes del estado de alerta: Son situaciones que provocan estrés psíquico u fisiológico que impide la conciliación del sueño, la mayoría están relacionados con preocupaciones familiares, situaciones laborales, de salud o cualquier preocupación en general, existen otros factores que tienen que ver con elementos del entorno que generan que se active el estado de alerta como mirar constantemente la hora.

4- Consumo de sustancias: Existen sustancias de consumo habitual pero pueden retrasar el sueño, entre las más conocidas se encuentran la cafeína, nicotina y el etanol.

La cafeína provoca un aumento en el tiempo necesario para iniciar el sueño, también está relacionada con el incremento de despertares durante la noche. Según investigaciones el ciclo del sueño se ve afectado si se superan los 500mg de cafeína al día aproximadamente.

La nicotina en pequeñas cantidades muestra efectos sedantes y relajantes pero cuando la cantidad incrementa favorece la fragmentación de los episodios del sueño.

El etanol se trata de una sustancia que inicialmente favorece el comienzo del sueño pero al poco tiempo lo fragmenta, los efectos del alcohol se pueden presentar en la persona incluso cuando ya no es detectado en la sangre. En general está asociado con otros malestares generales que afectan en el momento de dormir, también tiene efectos sobre la ventilación.

Más información www.unratitomas.com.mx

Comentarios

IR ARRIBA