Publicidad

¿De qué te sirve llorar?

Por: Ingrid

Fuente: esmas.com

¿De qué te sirve llorar?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Las lágrimas parecen tan significantes, pero nos pueden ayudar a muchas cosas

Síguenos también en: Twitter Esmas_SaludFacebook Esmas

Las lágrimas pueden parecernos tristes, ya que generalmente suceden cuando nos sentimos así. Sin embargo también ocurren en otras situaciones, como cuando tenemos los ojos irritados, cuando estamos muy felices, cuando no paramos de reír, etc. ¿Pero de qué sirven las lágrimas además de para arruinar el maquillaje de las mujeres?

Lágrimas de tristeza

Cuando estamos tristes, llorar nos puede ayudar a desahogarnos. Realmente después de llorar un rato te sientes mucho más tranquilo que antes.

A través de las lágrimas tu cuerpo reduce los niveles de magnesio, que se han asociado con la ansiedad, depresión y otros problemas emocionales. Las lágrimas no salen nada más porque sí, están ahí para ayudarte.

En algunos estudios también se comprobó que las lágrimas eliminan el estrés (tan común en nuestra vida diaria). Éstas eliminan compuestos químicos que contribuyen con el estrés. O sea que la próxima vez que pienses en aguantarte las ganas de llorar, recuerda que también te estás quedando con todo lo que te hace daño. ¡Saca todo de una vez!

Lágrimas por irritación

Las lágrimas, como te habrás dado cuenta, están compuestas por agua y otras sustancias que ayudan a lubricar los ojos cuando están muy secos. También ayudan a eliminar "basuritas" que se te metieron al ojo y que te están picando y dañando.

Llorar también nos ayuda a eliminar bacterias ya que actúa mejor que si nos echáramos cloro a los ojos para desinfectarlos... (NUNCA TE VAYAS A ECHAR CLORO EN LOS OJOS). Las lágrimas son nuestras "gotas antibacteriales".

Lágrimas para socializar

Ok... hemos llegado al extremo pero las lágrimas sí nos sirven para acercarnos a la gente y relacionarnos con otras personas. Ver a alguien llorar genera compasión y por lo tanto nos hace más solidarios... Por lo menos a la mayoría de las personas.

No se trata de llorar todos los días, se trata de que cuando te den ganas de llorar, no vayas en contra de tu cuerpo, llora y desahógate sin pena.

Comentarios

IR ARRIBA