Publicidad

Testimonio: Yo no le di permiso al cáncer de entrar en mí

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: Televisa.com

Testimonio: Yo no le di permiso al cáncer de entrar en mí

Foto: GETTY IMAGES

Martha Gutiérrez, sobreviviente del cáncer de mama, brinda mensaje de lucha a las mujeres

Martha Gutiérrez, sobreviviente de cáncer de mama y vocera de la campaña, Porque las queremos las cuidamos, de fundación Cim*ab, es una de las mujeres que todos los días luchan contra la enfermedad. Es un ejemplo de valentía, garra y fortaleza que, además de librar su propia batalla, tiene la fuerza necesaria para animar a otras mujeres que se encuentran en una situación similar.

Voy a vencerlo

Martha fue diagnosticada con un tumor agresivo que hasta la fecha le ha causado tres metástasis y ha provocado el crecimiento de nueve tumores más. A pesar de todo, no pierde la esperanza y esa forma tan particular de ver la enfermedad como un reto de vida:

"Cuando me dijo el doctor que tenía este amorcito en mí (el cáncer de mama), dije vamos a atacarlo con el tratamiento que me den: quimioterapias, medicamentos, lo que sea. Yo no le di permiso al cáncer de entrar en mi cuerpo, así que voy a luchar para sacarlo de él. Cuando supe del primer tumor dije voy a vencerlo, lo logré y ahora sé que venceré todos los tumores que vengan", comentó.

No puedo estar enojada con el cáncer

Para Martha la actitud es primero y depende de cada persona la forma como desea luchar contra la enfermedad. Es por eso que siempre trata de estar con una sonrisa franca y positiva: "No puedo estar enojada con el cáncer. En esta vida cada una de nosotras tenemos la elección de decidir cómo queremos afrontar lo que nos pasa. ¿Cómo quieres sacar al cáncer de ti? ¿Felices, tristes o enojadas? Yo elijo luchar contra el cáncer feliz, no puedo ni quiero sentirme enojada porque me dio esta enfermedad. En ese sentido quiero decirle a todas las mujeres que el cáncer no nos mata, nosotras nos vamos matando solas".

Lección de vida

Es precisamente el miedo, la furia o la angustia lo que impide que muchas mujeres continúen con el tratamiento. "Es válido tener miedo pero hay que ser fuertes y sobreponerse. No pasa nada, yo ya viví tres metástasis y aquí estoy. Es cierto que una quimio nos tira pero puedo decir que aquí seguimos yo y mi cuerpo felices".

El cáncer le ha dado a Martha  una lección de vida; una forma para valorar más cada instante y disfrutar de todos esos pequeños detalles que nos brinda el mundo:  Todos los días me levanto y doy gracias a Dios porque me dejó despertar. Estoy feliz de seguir en compañía de mi familia".

La importancia de detectarlo a tiempo

Esta luchadora incansable asegura  que  la prevención es vida: "Mujeres, vayan al médico. Explórense, conozcan su cuerpo y denle la oportunidad de seguir adelante, de luchar. Díganle a sus mamitas, hijas o abuelas que se exploren sus mamas, no tengan pudor porque solamente con la detección oportuna se puede salir adelante".

Sin embargo, reconoció que hay ocasiones en que, a pesar de que la mujer acude con el especialista a tiempo, la enfermedad no se manifiesta: " Me atrevo a decir que existen algunos médicos que no lo detectan a tiempo. Hay veces que cuando uno va a hacerse sus estudios,  resulta que todo sale bien y al siguiente día  ya está la enfermedad. Eso es algo que como mujeres no entendemos pero sí puedo decirles algo. Luchen contra esta enfermedad.  La enfermedad no es más fuerte que nosotras, yo soy más fuerte que el cáncer y la prueba la tengo ahorita que estoy viva".

Siempre en pie de lucha

El miedo paraliza y para Martha eso es lo peor que puede hacer una persona contra la enfermedad: "Mamitas, señoritas, abuelitas? Si les dan la noticia hoy de que tienen cáncer y que las van a operar, déjense, no tengan miedo. No se dejen vencer. Levántense y luchen hasta el último día de vida".

Por último, Martha Gutiérrez recalcó el papel fundamental que tiene la familia durante este proceso: Si tienes en tu familia alguien con cáncer, échale la mano. Ya sea a tu mamá, a tu hermana, a tu tía, a tu prima. Apoyen a todas esas mujeres que tienen a su lado. Más si son hombres. Una mujer no representa un pecho, una mujer es el símbolo. Nosotras somos muy luchadoras y somos las mejores en este mundo.  El cáncer no es muerte es un alivio y me muero luchando cuando me toque", concluyó.

¿Tienes alguna historia de lucha que desees compartir?

Comentarios

IR ARRIBA