Publicidad

¿Qué color de ojos quieres?

Por: Luz Carmen Meraz

Fuente: Agencias

¿Qué color de ojos quieres?

Foto: Thinkstock/GettyImages

Modificar el color del iris de forma permanente ya es una realidad.

Temas Relacionados

Láser, Color , Ojos

 

Una clínica española consiguió modificar el color de los ojos a través de un tratamiento con láser, de esta manera se logró que los ojos marrones adquieran tonos azules o verdes, por tan solo 2,650 dólares. El láser Neweyes fue desarrollado por la clínica Eyecos de Barcelona. Pedro Grimaldos, director médico del centro explicó el proceso: "El iris tiene tres capas, con el láser sólo actuamos en la superficial, la que contiene el pigmento marrón oscuro de la melanina".

Entre más claros, llegan a ser más azules

"El color de los ojos viene determinado por la cantidad y distribución de la melanina en el iris. Los ojos azules tienen poca melanina, los verdes un poco más y son los marrones los que presentan cantidades mayores del pigmento. El 90% de la población mundial tiene los ojos marrones", aseguró el oftalmólogo.

Según el doctor Grimaldos, el resultado del tratamiento depende del color de los ojos del paciente: "cuanto más oscuro es el color original, el resultado se acerca más al verde, aunque ese verde puede ser más o menos claro. Si partimos de un color miel, verdoso o marrón claro, sí podremos conseguir el color azul".

No requiere hospitalización

Este tratamiento no es una operación sino que consiste en aplicaciones de láser sin hospitalización. La duración del tratamiento también viene determinada por el color de ojos del paciente y consta de un mínimo de cinco sesiones en los casos de ojos claros, hasta siete u ocho si el color de ojos es más oscuro."

Con esta técnica se pueden aclarar los ojos por razones estéticas pero, también es indicada para tratar problemas de hetercromía, es decir, tener un ojo de cada color.

Hay algunas contraindicaciones

Antes de comenzar el tratamiento, los pacientes son sometidos a pruebas oftalmológicas para descartar enfermedades oculares, tales como desprendimiento de retina, glaucoma o inflamación ocular. También se descartan aquellos con enfermedades crónicas como diabetes descompensada, artritis reumatoide, inmunodeficiencias o padecimientos autoinmunes.

Según el experto, la técnica ha resultado segura en pacientes operados con miopía, hipermetropía, astigmatismo e, incluso, cataratas. "Llevamos casi un año trabajando sin problemas, los pacientes no se han quejado de dolor, fotofobia, molestias o disminución de la visión. Una vez finalizado el tratamiento hay un proceso lento de aclaramiento de ojos con el paso del tiempo y en ningún caso ha regresado la pigmentación, sino todo lo contrario", aseguró.

¿Te gustaría cambiar el color de tus ojos?

Comentarios

IR ARRIBA