Publicidad

Cómo hacer tu propio desodorante en crema y en spray

Por: Redacción

Fuente: Televisa.com

Cómo hacer tu propio desodorante en crema y en spray

Foto: GETTY IMAGES

Despídete del mal olor y no vuelvas a gastar un peso en desodorantes. Te enseñamos cómo hacer el tuyo, en casa, y con ingredientes 100% naturales

Temas Relacionados

tu piel

Existen muchos mitos sobre los desodorantes y antitranspirantes, sin embargo sería imposible pensar una vida sin utilizarlos como parte de nuestra rutina de higiene diario.

La buena noticia es que es posible hacerlos en casa y con ingredientes naturales. Aquí te compartimos dos recetas, una para hacer un desodorante en crema, y otra para hacer desodorante en aerosol, ambas son de Rachel Winward, dueña y fundadora de la marca Soapwalla, una marca de productos para la piel de Brooklyn, y que dio a conocer Adina Grigore en su libro Piel radiante.

DESODORANTE EN CREMA

Necesitas:

3 cucharadas de aceite de coco.

2 cucharadas de harina de maíz o fécula de tapioca.

2 cucharadas de bicarbonato de sodio.

De 8 a 10 gotas de tu aceite esencial desodorante favorito (lavanda, árbol de té, cedro, limón, esclarea, limoncillo).

Instrucciones:

1. Derrite el aceite de coco en una olla pequeña a fuego bajo.

2. Agrega los polvos y revuelve.

3. Añade el aceite esencial, un par de gotas a la vez, hasta conseguir el aroma y la intensidad deseadas.

4. Una vez que esté bien incorporado, vierte la mezcla en un frasco, déjala reposar 15 minutos en el refrigerador hasta que se endurezca un poco. Dura un par de meses hasta que los ingredientes poco a poco se empiecen a separar.

DESODORANTE EN SPRAY

Necesitas

3 cucharadas de hamamelis puro.

2 cucharadas de aloe vera en gel.

Una pizca generosa de bicarbonato de sodio (no más de ¼ de cucharadita).

8 gotas de tu aceite esencial desodorante favorito (lavanda, árbol de té, cedro, etc).

Instrucciones

1. Vierte todos los ingredientes en una botella con aspersor y agítala bien durante un minuto o hasta que se disuelva el bicarbonato de sodio y el aceite esencial esté incorporado.

2. Déjalo reposar toda la noche.

3. A la mañana siguiente agítalo de nuevo y rocíatelo.

* No olvides agitarlo bien antes de rociar.

Comentarios

IR ARRIBA